Revista informativa: inicio y desarrollo

La Revista Informativa es una guía de lo que acontece en el mundo de la información. Tenemos que responder a esa idea. Es un vehículo de comunicación que actualiza, instruye, educa, entretiene.

Por esa responsabilidad su difusión no puede ser el resultado de la improvisación, de la falta de dedicación e investigación. Debe proponerse no aburrir mediante la sistemática publicación de contenidos de interés y con la mayor proximidad posible a los oyentes.

Algunos autores consideran a la Revista Informativa como un género periodístico. Para la Radio Cubana es un tipo de programa y su contenido ratifica la acertada consideración de nuestro medio.

La Revista Informativa es el programa de mayor duración para informar al pueblo. Oscila entre las dos y cuatro horas. Soy del criterio que las emisoras nacionales no deben pasar de las tres horas y las provinciales y municipales de las dos.

Antiguamente cuando ese tipo de programa incorporaba la música resultaba más fácil cubrir con informaciones y otros géneros periodísticos el tiempo restante. Pero desde la década de los años 90s cuando se decidió eliminar la música, el esfuerzo por cubrir el tiempo asignado al programa se hizo más complejo.

Con esta decisión no excluimos la posibilidad de incorporar una pieza musical que esté en correspondencia con el acontecer noticioso y el tema del programa. Por ejemplo si vamos a hablar de la figura podemos insertar una pieza musical de su creación o interpretación. Lo que no se acepta es la música para llenar espacio en la realización artística.

Cuando los radioescuchas sintonizan un programa informativo persiguen el propósito de actualizarse de lo acontecido en su entorno, el país y el exterior en las últimas 24 horas. Por esa razón hay que asegurar no se busque en otra emisora lo que hemos sido incapaces de decir.

Por ese interés del oyente de informarse es por lo que siempre abogamos por evitar largas presentaciones al iniciar cada programa.

Los créditos, por ejemplo, no son necesariamente incluyentes al comenzar el programa, pueden aparecer en cualquier momento de la emisión. Es suficiente con un breve saludo a los oyentes, los titulares y el tema central de la emisión, si lo hubiera, ya que son dos o tres a la semana.

El oyente lo que quiere es ser informado y es nuestra obligación hacerlo desde el comienzo mismo del programa.

El director de la Revista Informativa exigirá la exclusión del lenguaje indirecto incapaz de aportar conocimientos, combatirá la intrascendencia y los asuntos personales carentes de valor informativo.

En el desarrollo de la Revista Informativa se debe tener en cuenta:

  • Resúmenes parciales cada media hora o al concluir la primera.
  • Incorporará nuevos titulares para cada hora y se repiten algunos de los generales de la emisión.
  • Contará con secciones de interés general. Tener presente un segmento de facilitación social.
  • Propaganda directa con algunas de sus variantes. Autopromociones que se correspondan con las posibilidades reales del programa.
  • Avances informativos. Entre dos o tres contenidos en cada momento.
  • Géneros periodísticos en especial el comentario de actualidad nacional
  • La hora con adecuada dosificación.
  • Tendrá un cierre informativo con una de las variantes siguientes:
  1. Repetición de titulares generales.
  2. Repetición de los principales titulares generales y los parciales.
  3. Repetición de titulares con bajantes.
  4. Reiteración de titulares.
  5. Resumen de emisión en la que se incluyen los avances informativos.

http://www.radiocubana.cu/articulos-especializados-sobre-la-radio/11-realizacion-radial/26465-revista-informativa-inicio-y-desarrollo

Es importante advertir que la realización de una Revista Informativa asegura la habitualidad. Quiere esto decir tener un horario fijo para cada momento. Este proceder es un requisito que no debe violarse.

El director de una Revista Informativa comenzará la preparación de la próxima emisión desde el día anterior. Aquellos que pretendan concebirla una hora antes de salir al aire, ya conocemos sus resultados: Deficiente.

Dedicarle tiempo a la realización técnica y artística para estar seguros de radiar solo lo que tiene la calidad esperada por los oyentes. De esta manera podrá desechar lo improductivo, lo carente de calidad y sustituir lo que cuenta con valor informativo. El director tendrá conocimientos de aquellos acontecimientos previstos para las próximas horas y días para, al final de la emisión, promover sus contenidos.

Por su duración la Revista Informativa tiene la posibilidad de promover otros programas informativos de la emisora, y en especial, su  noticiero estelar.

Como expresamos en el tema anterior (Revistas Informativas. La repetición de contenidos) hay que repetir los principales contenidos de la emisión, pero evitando los bloques, dosificándolos correctamente.

La dirección de la Revista Informativa requiere:

  • Dominio de la ficha técnica.
  • Conocer el expediente del programa.
  • Preparación general, responsabilidad y amor por el programa.
  • Conocimiento de la metodología para la realización de este tipo de programa informativo.
Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar