Horror y misterio en la radio cubana

La literatura de horror y misterio surge a partir de la llamada novela gótica, que tenía por escenarios los castillos y palacios con esa arquitectura. Se considera la 1ra novela gótica “El Castillo de Otranto”, del inglés Orace Walpole, la cual aparece en la 2da mitad del siglo XVIII, en Inglaterra, dentro de lo que se consideraría el romanticismo negro.

El género se enriquece en la literatura durante casi todo el siglo XIX, con obras como Frankestein, novela de la inglesa Mary W. Shelley. El genial poeta británico Lord Byron, líder del romanticismo en su país, también hace sus aportes a la corriente que nos ocupa. Se describen una serie de novelas sobre vampiros, la más famosa de la cuales es Drácula, del escritor irlandés Bram Stoker, aparecida en las postrimerías del siglo XIX, cuando ya el romanticismo había pasado de moda.

No puede dejar de mencionarse al poeta y narrador norteamericano Edgar Allan Poe, a quien se considera creador del cuento de terror moderno. También muchos ven él un iniciador de la ciencia ficción y de la novela policial (con obras como Los crímenes de la calle Morgue, en que se presenta por primera vez el investigador policial del corte de Sherlock Holmes). Es Poe también un hombre del siglo XIX.

En el caso de Cuba, el mecenas del grupo Orígenes, José Rodríguez Feo, considera al escritor y pintor Arístides Fernández como iniciador del moderno cuento de terror en la Isla, con obras como La cotorra, lo que sucede durante la década del treinta del siglo pasado. Fernández da a conocer sus trabajos literarios en publicaciones como Mesuario, Espuela de Plata y la propia revista Orígenes.

De la literatura, el género terrorífico pasa al cine, que, como es conocido, hace su aparición en 1895. Ya en tiempos del cine mudo se realizan los 1ros filmes de terror. Sin embargo el género viene a alcanzar su esplendor en la pantalla grande en la época hablada. En 1931 se filma Drácula, cinta estadounidense de Tod Browning, protagonizada por el actor de origen húngaro Bela Lugosi, quien se convierte en el prototipo del vampiro en el 7mo arte.

Por esos tiempos también se hace sentir el actor norteamericano Lon Chaney en sus interpretaciones del Hombre Lobo. Asimismo, Boris Karloff, nacido en Inglaterra, es dirigido en Estados Unidos por James Whale, en el filme El doctor Frankestein (de 1931). A Karloff también se le ve encarnando La momia, dirigido por el norteamericano Kart Freund. Todos estos monstruos son costeados por la productora cinematográfica Universal, de Estados Unidos.

El auge que tiene el género terrorífico en el cine repercute en la radio, medio que aparece en 1922. Y aunque no fue propiamente una obra encausada dentro de los cánones del horror y misterio más ortodoxo, si provocó miedo una transmisión, de ciencia ficción, dirigida por el joven Orson Welles, en 1938. Nos referimos a La guerra de los mundos, adaptación radial de la novela homónima del británico H. G. Welles. El espanto que provocó esta transmisión fue tal que hubo personas que se suicidaron, pensando que en verdad los marcianos habían llegado a la Tierra y estaban invadiendo Nueva York.

El medio radial demostró su poder. Dio señales de que era un medio caliente, impresionante, capaz de darle vida a la imaginación de muchas maneras. Así la cosas, en Cuba aparece el libreto radial durante la década del cuarenta, se difunde por la CMQ, de Monte y Prado, Drácula, el vampiro humano. Es un serial y sale al aire a los seis pasados meridianos.

Otros programas que impresionaron al público por esa época fueron: Gran teatro del misterio, que era un seriado de 14 minutos. Se emitió entre 1946 y 1947, también por la CMQ. Los escritores eran Germinal Barral y Octavio Jordán. En 1947, también María Julia Casanova escribió: Cuentos fantásticos, que salieron por la CMQ.

En ese mismo año y por esa misma emisora se difundió Frente al misterio, sin que quedara registrado el nombre del autor.

Y nos sorprende que el gran director de cine cubano Julio García Espinosa hiciera una incursión en la radio, en 1949, con un programa que eran cuentos de doce minutos, titulado: Misterios en la historia del mundo.

Entre 1951 y 1952, los escritores: Justo Rodríguez Santos, Antonia Ichaso y José Luis Cueto, tributaron para un espacio de 14 minutos, en el que se transmitían seriados y unitarios, cuyo nombre era: En las nieblas del misterio. También esto se transmite por CMQ.

La misma emisora pone en el aire cuentos escritos por Eduardo Muñoz, que duran apenas 5 minutos y salen entre 1951 y 1953, en el espacio: Un misterio cada tarde.

Justo Rodríguez Santos escribe para la CMQ cuentos en: En el mundo de los ecos, sin que quedara registrado el año.

En la década de los años 50, Carlos Más escribe, a medio día, aproximadamente, un programa de aventuras de mucha audiencia, protagonizado por Alberto González Rubio, Agustín Campos, Ricardo Dantés, entre otros, cuyo nombre algunos no lo han olvidado. Se trata de Las Aventuras de Yaqui El Pecoso, espacio asimismo de CMQ. Y aunque se trata de aventuras, Carlos Más utiliza vampiros y criaturas terroríficas en algunos de sus seriales.

Ocurre un hecho interesante durante la década del 50 del siglo pasado y es que la productora Universal le vende los derechos de autor sobre los monstruos (Drácula, Frankestein, La Momia) a los estudios Hammer, de Inglaterra. Un importante equipo de realización se forma. Al frente de él está el director británico Terence Fisher. Sus dos actores más destacados son los también ingleses, Christopher Lee y Meter Cushing. Se realizan tres filmes que repercuten en Cuba. Son ellos: La maldición de Frankestein (de 1957), Drácula (de 1958) y La momia (de 1959). En esta última película no aparece Peter Chushing, que tiende a hacer de bueno en la saga. El más significativo de los filmes es Drácula, que se estrena en Cuba, en 1958, con el título de Horror de Drácula y fue tal su calidad que quedó para la historia del cine. Por 1ra vez se aprovecha lo erótico en las cintas de vampiros y la música y la fotografía constituyen elementos claves para horrorizar.

Hay una repercusión en la radio del renacer de los monstruos, pese a que ya existe la televisión. El autor Carlos Más escribe para CMQ radio seriales. Entre los títulos se recuerdan: El monstruo de Frankestein (que en el serial de Carlos Más tiene nombre. Se llama Igor y también posee cierta humanidad). Otra de las obras que vienen a la memoria es: La tumba de Drácula. No hay que decir que el éxito de público es tremendo. La gente busca el género.

Entre 1971 y 1973 aparece un programa titulado Tensión, que son adaptaciones de la literatura universal y pudo haber salido por Radio Rebelde o quizás Radio Liberación.

En la actualidad existen tres espacios que abordan el horror y el misterio. Ellos son: Pasos en la oscuridad, que sale los domingos por Radio Cadena Habana, a las 10 y 40 de la noche. Se trata de cuentos, originales y adaptaciones. Los escritores son, fundamentalmente: Gerardo Chávez Spinola y Luis Joaquín Sánchez. La duración es de 20 minutos. En 1991 apareció este programa también por Radio 26, en Matanzas, desde 1990, se difunde: Cuentos de Misterio, que son adaptaciones de la literatura universal.

Radio Ciudad del Mar, en Cienfuegos, transmite desde el 2002, el seriado dominical: Misterios en la noche, que escriben: Maité Hernández Páez y Manuel Fernández Urquiza.

Así que puede decirse que el género de horror y misterio se mantiene vivo en la radio cubana como una opción más de entretenimiento y ¿por qué no? También de conocimiento de diversos autores de la literatura universal.

Luis Joaquín Sánchez Escritor de radio y televisión desde 1970. Licenciado en literatura desde 1977. Asesor de radio desde 1984. Miembro de la UNEAC desde 1990. Escribió guiones para la televisión, sobre todo en la década del 80, para espacios como Teatro y La Comedia. Desde 1971 labora en Radio Rebelde, donde comenzó como escritor. Es autor de unas aventuras que se escucharon mucho durante la década del 70, precisamente por Radio Rebelde: El Vengador, protagonizado por Luis Alberto Ramírez y dirigido por Pablo Verbistky. Asimismo: El Capitán Alba, protagonizado y dirigido por Juan Carlos Romeros. Eran espacios del medio día, con gran raiting. El Vengador ha salido por Radio Guamá, en Pinar del Río, aún en este año 2008. En el presente Luis Joaquín Sánchez escribe para Radio Cadena Habana: Pasos en la oscuridad, Relatos. Escribe para Radio Arte: Se abre un libro (que se dedica a promocionar obras de la literatura universal). Es asesor del conocido espacio de Radio Rebelde Así. Escribe también para Estaciones (de Radio Rebelde), Humor Mix (de la misma emisora). Escribe y dirige Diálogo diferente (de Radio Rebelde), entre otros programas. Ha obtenido premios en festivales de la radio como escritor y asesor. También ha sido premiado en el género cuento en certámenes literarios. Ha sido colaborador de revistas digitales y no digitales. Posee diploma por el 70 aniversario de la Radio y los Sellos 45 y 50 aniversarios de Radio Rebelde, entre otras distinciones.

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar