Portal de la Radio Cubana en Internet

Voces protagónicas en la comunicación

Desde hace tiempo la radio se debate entre la competencia de otros medios y el quehacer de sus realizadores. La diversidad de enfrentar en productos radiofónicos el estado de la realidad social y como ayudar desde este medio a buscar el impulso necesario para avanzar, desarrollar actitudes solidarias,  fraternales, con entusiasmo y alegría.

En estos modelos paradigmáticos que un medio debe hacerse protagonista con su público,  seguidos  porque respeta y a la vez tiene en cuenta sus intereses,   por tanto los  incluye claramente en  los contenidos radiofónicos, que a su vez se distancian de lo cursi, banal y   frívolo que puedan usar otros apelando al gusto del público o peor, a que  así es como se habla, así es el criollismo cubano.

Leer más...

El encanto de una voz de niño

Existe una añeja polémica entre expertos y entendidos de la  locución radiofónica relacionada con las voces agudas y graves.

El locutor cuando habla para divertir o entretener y no lo logra o el animador que desea estimular un auditorio y tampoco alcanza el propósito deseado, ha perdido la brecha de la comunicación. Si la alocución mantiene la atención del perceptor, es que se siente cómodo, identificado con una voz que lo cautiva, porque emotiva y  alienta.

Algunos especialistas abogan por determinadas características tímbricas. Es cierto que los tonos graves cuando se mezclan con los agudos hacen una perfecta “sinfonía” pero hay voces agudas que son tan agradables como las que exigen los expertos. Una voz llamada “de niño” puede atraer toda una audiencia.

Leer más...

La palabra hablada, tan viva como un manantial

En el lenguaje escrito, quien lo emite denota la pulcritud y estilo por su formación académica. En el caso del lenguaje hablado ocurre lo mismo, máxime si quien pronuncia el discurso lo hace como profesional de los llamados medios de comunicación – entiéndanse Radio y Televisión – donde siempre deben imponerse los conceptos éticos y estéticos socialmente aceptados.

Hecho llamativo es que muchas veces en el caso de la palabra hablada, si bien revela esa “excelencia” expresiva, no siempre consigue la debida empatía de quienes la escuchan.

Leer más...