En tiempos de cambios la comunicación es vital

La  radio como medio de comunicación, se concentra principalmente en la naturaleza de lo que ésta representa como medio y que otros no poseen. Una de las fortalezas de la radio es que su costo de producción es menos elevado que el de otros medios, lo que nos permite utilizarla creativamente con el uso de las voces, música y los comunicadores. La elaboración de  una cuña de propaganda debe estar diseñada como parte de un conjunto de elementos sobre el tema incorporados en la programación por lo que se puede asegurar como   extensión de la campaña creada para ser colocada en la radio.


La misma necesita provocar la  imaginación, para ello solo necesita persuadir al público con un mensaje que genere sentimientos positivos, con respecto a la recomendación implícita en el producto comunicativo, esto contribuye al éxito de una cuña de propaganda en la  radio.

No se puede separar la creatividad del valor que se le conceda al mensaje en su conjunto, en la creación de la cuña de propaganda, ello supone tener en cuenta todos los elementos que intervienen desde el texto hasta el montaje con la correcta utilización del lenguaje radiofónico.

Las tareas de propaganda que se deben encarar además de las cotidianas dirigidas a la prevención, ahorro e higiene estarán en el orden  de los nuevos temas relacionados con el trabajo y el nuevo modelo económico. Ello requiere consolidar una cultura laboral  junto a los organismos encargados de establecer las regulaciones y las características  de la participación social.

Son tiempos diferentes, de cambio,  y la propaganda no puede seguir los caminos recorridos sino lograr nuevas vías, nuevos ítem que permitan motivar, alentar, informar y orientar a los públicos para alcanzar una incorporación masiva, y eficaz como requiere la economía cubana.

Esta necesaria actividad no estará ajena a las campañas mediáticas pero en estos momentos moviéndose en sentido contrarios a las campañas anteriores.

Ahora que comienza a explorarse otras vías productivas, este modelo o cambios que se gestan en la Isla, recibirán críticas para producir alarmas, con la misión y objetivo de crear confusión y
desconcierto. De ahí la valía del trabajo de propaganda en estos tiempos para  el esclarecimiento de las medidas que el país adopta para avanzar y crear mayor riquezas.

Retomando la creación de las cuñas de propagandas es necesario tener presente que la sencillez, claridad, coherencia, empatía, originalidad y persuasión son elementos que permiten una mayor sinergia  entre el  medio y los públicos a los que se dirige el mensaje.

Ello permite la creación de mensajes con un lenguaje sencillo, sin palabras rebuscadas donde se refuerce el eje principal motivando una reflexión aprehensiva y motivadora a la acción de cambios propuestos.

La propaganda radial de estos tiempos merece, además, la comprobación y control de la efectividad  a través de estudios  específicos a los públicos metas. De sus resultados dependerán las modificaciones y cambios que deberemos acometer, así como el movimiento o no del  segmento horario para lograr  mayor eficacia en la proyección del mensaje.

Cada emisora debe mantener e incrementar en su programación aquellos temas que refuercen la defensa de la identidad y la conservación del patrimonio cultural, todo lo cual se debe lograr garantizando la utilización efectiva de los recursos de que se dispone  donde la creatividad y el ingenio humano logren  hacer atractivos los mensajes y temas que complementen las ideas de defensa de la nacionalidad y de los sentimientos patrios.

El accionar de la propaganda debe estar en las prioridades de los contenidos de toda la programación resaltando el sentido de pertenencia y amor a la obra creativa para incidir  en el enriquecer de la vida cultural de la población y potenciar el trabajo  en aras de satisfacer las
necesidades espirituales y fortalecer los valores sociales.

You have no rights to post comments