Prefiero la radio revista

Se suele afirmar por muchos investigadores que las radios revistas  están  dentro  de las más escuchadas  en nuestro medio. Sobre todo cuando  éstas  ocupan  grandes espacios  dentro de la  programación radial

Según los  documentos rectores estos  espacios de la radio pueden ser de   tipologías diversas, informativas, de variedades, de perfil cultural, musical y de facilitación social entre otros, de acuerdo a los intereses planteados. En ellas hay un requisito que es inviolable, tiene que predominar en cada emisión un hilo conductor (O tema central)  el cual   engarza de manera  armoniosa y coherente al menos el 50% de las secciones o segmentos del programa.

Cuando afirmamos que eran muy escuchadas, lo decimos porque el tema tratado  se  aborda desde diferentes aristas en un mayor espacio de tiempo donde interviene desde el oyente hasta los propios especialistas. En estas radios revistas el  uso correcto del lenguaje es una regla  vital, y otra es la  preparación profesional de sus conductores, así  como un gran talento e inteligencia  para crear por parte del Director que tiene la responsabilidad de evitar  que se su espacio se repita.

Los temas para ser abordados deben tener impacto en el entorno (nadie escucha lo que no le interesa) Es  muy importante que   se logre la interacción  con el público meta al cual va dirigido. En casi la totalidad de las radios revistas  el guión que se utiliza es Técnico  y pueden tener notas o colaboraciones adjuntas.

La preparación individual para cada tema por parte del colectivo del programa es obligatoria, pues de este proceso depende la   calidad del resultado final. Todo lo que salga en la emisión debe estar planificado, pero ello no  frena determinadas  iniciativas propias del tratamiento del tema, que puede, incluso, modificar algunas partes del   guión original, pero en ningún  momento  esto puede convertirse   en    regla.

Las radios revistas  pueden hacer uso de todos los recursos sonoros de la radio  y en ella también se inserta música de todos los géneros, propaganda, colaboraciones, invitados, periodistas, dramatizaciones, investigadores  etc.  Todo esto unido  por la creación tiene que lograr un sello  que lo distinga del resto de los programas  de la emisora.

Dentro de la  estructura de las radio revistas  se puede  incluir secciones dedicadas a la salud, ciencia y técnica, a la infancia, al deporte, a la mujer, etc., incluso pueden insertarse pequeños espacios dramatizados cuando la extensión  de los mismos lo permita. Estos dramatizados pueden ser permanentes  u opcionales  cuando se realizan por motivos  muy especiales.

Su horario de transmisión tiene que ser bien estudiado  y siempre responderá a un estudio de audiencia  para el cual se trabajará. El divorcio entre oyentes y tema abordado condenará la radio revista invariablemente a la muerte súbita.

Dentro de su estructura  se puede  incluir además  boletines de noticias, radio chistes, partes del tiempo, deportes  etc.

Un tema en el que se ha polemizado mucho es el que refiere el abuso del uso de la  música.  Algunas razones indiscutibles  se vinculan a las afirmaciones siguientes:

• El oyente está en sintonía porque el tema que se aborda le interesa y  el abuso de  números musicales  distancia más  el  tratamiento eficaz del tema central   y desespera   al individuo que puede  irse de la sintonía.

• Usar mas  música te obliga a variar los géneros o saturar algunos y eso tiende al aburrimiento.

• El exceso de música rompe con el objetivo y perfil  planteado en la Ficha de Programa.

• La música debe estar  en función del tema siempre y cuando sea posible ,  el uso excesivo aumenta más el riesgo de distanciar  el tema.

• También demuestra   poca preparación del tema  o limitación de trabajos que te obliga a rellenar con Música.

Mientras  los programas variados abordan diferentes temas sin que exista un hilo conductor (se le da al oyentes  muchas señales), la  radio revista invita al oyente a conocer sobre determinado tema desde varios puntos de vista   logrando  en ellos la atención   y el deseo de conocer.

La revista  es  una forma de programa   ideal para  interactuar con públicos, ganar su atención y escucha.  Si pretendemos  violar sus normas   nos ganaremos un dinero fácil, pero jamás tendremos ni  público para que nos escuche, ni   prestigio, ni respeto ante los radioyentes.
Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar