Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

El Comité de Expertos cubanos que ha estudiado los supuestos ataques acústicos a diplomáticos de Estados Unidos en La Habana, invita a participar el miércoles 15 de noviembre [ ... ]

Leer más...

Fiesta en la Ciudad desde el dial

Sin luces de colores, ni bolas de discoteca en el techo, ni un salón atestado de gente rodeando una pista de baile, encuentran los visitantes el estudio de radio desde el cual sale al aire cada día una atmósfera de discoteca a todo reventar.

Ese ritmo pegajoso de fiesta, sin embargo, sí lo tienen los realizadores de Disco Fiesta 98 de Radio Ciudad Habana con el que contagian de 11 de la mañana a una de la tarde a los radioyentes de esa planta matriz.

“94.7 FM, atrapa la emoción, que no te lo cuenten” invitan los jingles promocionales de ese programa que le arranca a todas las mañanas el ánimo de la más bailable noche de diversión.

La misma sensación que bien conoce el director de La Original de Manzanillo, Pachy Naranjo, que llegó al estudio de Disco Fiesta para conversar con sus seguidores y presentarles por la radio sus nuevas canciones.

Un lujo posible gracias a su participación en la gala por el aniversario 50 de “Alegrías de Sobremesa” de la hermana emisora Radio Progreso, pero que lo llevó al micrófono de Radio Ciudad Habana junto al locutor Braulio Cancio, quien lleva 18 años en el espacio.

“Hace casi 17 años es presentador oficial de la Casa de la Música de Miramar. Desde que entré en la locución me gustó la animación ya sea en programas en vivo como este o con el público. Hay que ser muy respetuosos con los entrevistados y llegarle de una forma natural a las personas a quien uno se dirige. A mí me gusta la guaracha, el son, cualquier género pero con música buena. Me gusta el reguetón, pero que sea bueno. Yo fui uno de los primeros presentadores de Gente de Zona, tanto aquí como en la Casa de la Música, y el lema que ellos dicen “Lo mejor que suena ahora” es mío, otro que diga que es suyo me está copiando como dice Elito Revé”, comentó entre las presentaciones de los números musicales.

La experiencia trasmitida al programa por la voz de Braulio se combina con la frescura en su dupla con el joven locutor Reinier Querol quien explica que hoy hay muchos jóvenes que se están interesando por la radio.

Disco Fiesta 98 a pesar de sus veinte años al aire atrae a jóvenes que como a todo cubano le gusta la música popular bailable. Cuando comencé en esta emisora escuchaba, como gran parte de los jóvenes mucha música extranjera, pero después vas habituando el oído y encuentras propuestas diferentes que te amplían el espectro cultural”, dijo este muchacho quien de vez en vez incursiona en la consola de sonido bajo la mirada del “Chiqui”.     

Este realizador de sonido perdió su nombre: Alberto Alfonso Creo Lamelas resulta desconocido para la audiencia de Disco Fiesta 98, pero el Chiqui, su mote, es ya casi familiar para los oyentes de la emisora provincial de La Habana.

“Desde chiquitico siempre me gustó la música, pero lo que más me ayudó a trabajar en la radio fue mi comienzo como DJ en las discotecas y eso te afina el oído y te ayuda a entrelazar los compases musicales, pero ya la radio se complica porque es un bajo fondo, un locutor y tienes que aprender a mezclar bien todos esos elementos en el sonido final”, explicó.

Lázaro Sarmiento recibe reconocimiento por el programa DiscoFiestaLázaro Sarmiento recibe reconocimiento por el programa DiscoFiestaPero las habilidades individuales de estos radialistas fructifican mejor gracias a la dirección del programa por Lázaro Sarmiento, experimentado director de la Radio Cubana que domina tempos diferentes en sus espacios tanto en radio Ciudad Habana como en Radio Enciclopedia.

En una escapada del estudio conversamos sobre las particularidades de Disco Fiesta 98 y la producción de programas de este tipo dentro de las parrillas de programación en las emisoras del país.

“Su especialización en la música bailable cubana, la difusión de las propuestas culturales bailables en la capital, su dinamismo y los éxitos musicales caracterizan al programa. Se ha podido mantener por veinte años siguiéndole el pulso al bailador, este programa surgió en la llamada explosión salsera que se produjo tanto en Cuba como en América Latina en los ochentas, pero ya las generaciones cambiaron y también su relación con la música. Sin hacer concesiones hay que mantener una relación dialéctica con los gustos de los oyentes aunque no en todos los casos coincidan con nosotros o sean los deseables en ciertos sectores de la población. Ellos piden y nosotros proponemos, así ganamos todos”.

La interacción con el oyente mediante las llamadas y las peticiones de algunos temas musicales, la evolución de las orquestas y el acento en la música de solistas permiten para esta propuesta radial un público amplio entre sus oyentes, esos que buscan sintonizar en el dial la música que los traslade a la pista de baile con solo seleccionar la 94.7 FM.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar