La radio por Internet

Expertos de la radio y otros de la virtualidad se están formulando una interrogante: ¿podemos hablar de radio en Internet? Los más cuestionadores dicen que NO, sin embargo por la red de redes se escucha el sonido de la radio que ha encontrado un nuevo camino cuando todo parecía perdido para ella.

Si buscamos programas como  productos comunicacionales  radiofónicos los encontramos al por mayor en Internet con características del medio, sus  sonidos y los recursos propios nacidos a principios del siglo veinte, todo eso es difusión de radio, pero todavía está el reto de producir programas a tono con los internautas.

No es lo mismo el oyente tradicional de la radio como usuario desde cualquier labor en función de escuchar y alternar otra actividad, que ser internauta, tecleando una PC, buscando aquí y allá y al propio tiempo escuchar el sonido de la radio, de ahí que debamos hacernos otra pregunta ¿Qué tipo de programa de radio debemos trasmitir por Internet?

Y si de interrogantes se trata la más importante sería: ¿Qué programas de radio son los que desea escuchar el usuario de la red de redes?, ¿Cómo puede concentrarse oyendo la voz de un locutor y al propio tiempo leyendo un texto?   Hay que estudiar los hábitos de consumo de los usuarios de Internet a fin de poner a disposición del mercado virtual productos radiofónicos que cumplan con las expectativas de esta nueva audiencia que se diferencia en varios aspectos de la radiofónica.

Las características, condiciones y hábitos de consumo de la Internet sugieren un nuevo diseño para los espacios que se difunden por las autopistas virtuales; es evidente, se necesitan producto más diversos y de contenidos atractivos que no interfieran las labores de búsqueda o de estudio, todo lo contrario que estimule la presencia de un sonido acompañante que no aburra o atiborre al perceptor. El audio a demanda es parte de la solución, mientras el audio real en los grandes acontecimientos y sucesos funciona, es efectivo, pero NO en la habitualidad de la radio.

Más de la mitad del audio real que se trasmite, no se escucha, se pierde, porque en el horario que se produce una buena parte de la audiencia duerme, pongamos un ejemplo, los espacios musicales, informativos o de otro corte que se trasmitan en Cuba entre las seis de la tarde y las doce de la noche en audio real, en España la mayoría de la población NO los oye porque duerme.

Las redacciones de Internet están llamadas a reconsiderar NO solo los hábitos de audiencia, sino las propuestas que se hacen, un sitio Web, no importa que esté en una provincia o municipio, para la red de redes ya no hay lejanas distancias, todo nos queda más cerca. La Internet puede y debe ofrecer productos variados de contenidos impensables para la radio tradicional y efectivos en el mundo digital.

Especialistas ya están planteando que la Internet NO trasmite radio en sentido tradicional, sino un sonido contextualizado con imagen e información escrita, además de la emisión estricta de la programación convencional que oferta cada una de las cadenas radiofónicas en Onda Media o Frecuencia Modulada.

En  Internet confluyen dos tipos de sonoridades: la radio tal y como es, con  emisiones habituales continuadas y, por otro lado, una serie de informaciones escritas sobre diversos contenidos, apoyadas por imágenes y enriquecidas con material sonoro. A lo que pudiéramos llamar la radio Multimedia.

“De momento hablamos de radio por Internet o de periódico por Internet, pero no son denominaciones exactas, lo mismo que tampoco fueron correctas las de periódico por radio (‘diario hablado’) o periódico por televisión (‘telediario’). Por estos errores iniciales de concepción, la radio tardó en desarrollar con autonomía la información. De hecho todavía quedan resistencias en determinados profesionales y docentes que persisten en ‘redactar’ para radio y para televisión. No podemos incurrir en lo mismo a la hora de abordar Internet”

Así resume Cebrián Herreros,  las características que definen al usuario de Internet y lo diferencian del oyente de radio:

“Internet modifica las maneras con que se informan las personas. Los usuarios pasan a tener un poder que antes no tenían tanto para recibir, buscar y contrastar como para incorporar información generada o conocida por ellos. Acceden a la red como un autoservicio. Esta visión modifica plenamente el panorama de los medios de comunicación y en particular de la radio. O la radio busca la personalización de la información, la interactividad, el autoservicio o perderá capacidad de penetración en la nueva sociedad” .

Después de leer estas últimas reflexiones de un especialista de la comunicación radiofónica queda la interrogante: ¿Se necesita o NO establecer nuevos diseños de transmisión de radio por Internet o vamos a seguir como hasta ahora? Se impone el estudio del mercado virtual para conocer los hábitos y los intereses del internauta.

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar