Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

A los grandes cambiosa los que se sometió nuestro país en los inicios del triunfo revolucionario no escapó la Radio Cubana; en ella también Fidel convirtió en milagro [ ... ]

Leer más...

Internet: medio de medios o sencillamente medio

Los conceptos están cambiando. Los medios de comunicación, hasta ahora centrados en el papel físico, ya no son la única posibilidad para la difusión de la música, del trabajo realizado por cientos de creadores de todo el mundo. La implantación, cada vez más amplia, de Internet, ha generado la creación de nuevos medios, de nuevas formas para la difusión de actividades, noticias.

Internet ya es un nuevo canal de difusión que no necesita pasar por los conceptos ceñidos de los medios de comunicación tradicionales, ni por las exigencias de críticos y comentarista de turno. El año 2001 ha supuesto la consolidación y el reconocimiento como medio, de verdadero peso específico en el sector musical a una red distribuidora de contenidos y noticias de todo tipo.

Aunque la música ha sido una de las demandas más importantes por parte de los usuarios de Internet, no sólo para descargarla, sino que utilizan la red como campo de conocimiento e información, como una gran base de datos en la que se logran aclarar conceptos, conocer propuestas, confirmar fechas, saber como fue aquel festival, el concierto del viernes o qué nos depara la próxima semana.

De esa tarea se encargan las revistas “On line”. Medios de comunicación muy alejados de los tradicionales portales que ofrecen música a la vez que venden artículos de todo tipo o juegos de azar. Revistas verdaderamente especializadas donde miles de personas siguen, día a día, la evolución de un sector cultural, científico o de cualquier otra índole que les interesa. Valoran, sobre todo, la fiabilidad, la lealtad y el formar parte de una gran “tribu” cultural que no conoce fronteras físicas.

A primera vista según un artículo sobre "La Radio Digital" escrito por Carlos Rodríguez se expresa "No hay duda de que todas las emisiones de radio pasarán a ser digitales tarde o temprano”. Aun no nos ha dado tiempo de ajustarnos a las constantes innovaciones tecnológicas sin embargo para muchos la radio digital es totalmente desconocida.

Actualmente la era analógica está siendo derrotada por la digital, que aún no terminamos de asimilar a nuestra vida cotidiana. Estos avances tecnológicos y nuevas innovaciones nos hacen crear un continuo crecimiento multimedia, sobre todo en el proceso comunicacional y seguir profundizando en el intercambio de ideas a nivel mundial.

Aunque todo parece indicar que mucho de lo que hoy se puede leer, oír y ver en Internet está diseñado sobre códigos tradicionales de otros medios y no con los de este medio digital. Sin duda, la Red ha supuesto un cambio significativo en el modo de transmisión de este medio, y habrá que estudiar con mayor precisión cómo hacerlo más efectivo, crear modelos que aunque se correspondan con el perfil del que emite originalmente, se traten aspectos generales o temáticas universales que puedan interesar a los más diversos públicos.

La transmisión de programación en audio real es una modalidad a estudiar pero debe imperar lo que algunos llaman “audio a demanda” o “radio a la carta”. Pues mediante esta forma se puede escoger los contenidos que quieres escuchar, en el orden que se desee y a la hora que se pueda. Sin embargo, con independencia de todas las ventajas que ofrece la Red, las estaciones radiofónicas deciden su presencia en Internet, en muchos casos, como una cuestión de prestigio, de imagen, para, de este modo, mantener su credibilidad como empresa.

La radio en Red supera algunas de las limitaciones que le impone el canal tradicional, como la fugacidad o la secuencialidad de sus mensajes. La capacidad de integración multimedia que caracteriza a Internet posibilita, entre otras cosas, que las emisoras puedan aprovechar las prestaciones del World Wide Web para crear archivos sonoros en los que quede almacenada su programación y, por tanto, permanezcan en el tiempo (se neutraliza la fugacidad). De esta manera, al oyente se le ofrece la oportunidad de sintonizar un espacio que por cualquier circunstancia no haya podido seguir en directo o, simplemente, la posibilidad de volver a escucharlo tantas veces como quiera si así lo desea (los mensajes retornan).

El receptor puede acceder a los programas según sus preferencias y escucharlos en el orden que quiera (se rompe la secuencialidad), sin imposiciones temporales. Aunque existen varios esfuerzos centrados en detectar la Adicción a Internet tomando como juicio el excesivo uso de la red, parece haber quedado claro que éste no es un criterio válido para el diagnóstico. Muchos individuos, por razones de trabajo o estudios, deben pasar muchas horas conectados, delante del ordenador, pero eso no les convierte automáticamente en adictos.

Es evidente que Internet está produciendo un rápido cambio en las costumbres y modo de vida de las personas, ya que en cierto sentido está modificando la forma en que nos relacionamos unos con otros.

Por la velocidad con que se producen los grandes cambios en la tecnología digital, se hace necesario un estudio más profundo de las posibilidades que ofrece, que sin lugar a duda ya representa una herramienta de trabajo que trae amplios beneficios.

Al diseñar páginas y portales en Internet no siempre se tiene en cuenta los posibles públicos a los que se quiere alcanzar porque en una simple lectura nos damos cuenta que la mayoría de lo que se publica se hace para el mismo público que está diseñado en las transmisiones por los canales hasta ahora tradicionales. Sólo esto se ve diferenciado cuando la publicación es especializada y busca lectores interesados temas específicos.

Habrá que seguir profundizando en los modelos a emplear en Internet que distan de los que se usan de forma tradicional y aunque hablemos de prensa, radio y televisión por Internet debe ser consecuente con ello: por Internet. Crear para Internet que no es lo mismo que crear para el medio tradicional.

Otro aspecto a tener en cuenta es que todo profesional que incorporan información de cualquier índole en Internet debe ser honesto, veraz, con apego a lo estrictamente real y no especulativo como aparecen en algunos sitios. Por otra parte es aconsejable no fiarse de todos los datos que podamos obtener de sitios de Internet pues pueden no corresponderse estrictamente con la realidad.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar