Evocación a Juan Emilio Fríguls

Frigulsreloj"…Siempre recordaré, casi como símbolo de mi amor al periodismo, que mi primer artículo se publicó el Día de los Enamorados". Así recordaba Juan Emilio Fríguls, 61 años después, cómo un 14 de febrero de 1945 se inició en una profesión que lo llevaría a la inmortalidad y le concedería el epíteto de Decano de la Prensa en Cuba.

Este periodista cubano falleció el 8 de agosto de 2007 cuando acumulaba más de seis décadas de trabajo en los medios y una impronta que lo había hecho merecedor del Premio Nacional de Periodismo José Martí en 1997, Premio Nacional de Periodismo Cultural José A. Fernández de Castro en 2000 y el Premio Nacional de Radio en 2003, además de reconocimientos como el Micrófono de la Radio Cubana, la Distinción Raúl Gómez García y la Medalla Alejo Carpentier, etc.

Recordado por sus compañeros por su ética, moralidad y vasto intelecto, ha sido uno de los pocos periodistas que ha entrevistado a dos papas: en 1950 a Pío XII y en 1968 a Pablo VI, además de cubrir la visita a La Habana de Juan Pablo II en 1998.

Su catolicismo le permitió formar parte del grupo de laicos y sacerdotes designados para interceder a favor de los asaltantes al cuartel Moncada ante las autoridades oficiales en 1953.

Fue Fríguls quien reportó al Diario de la Marina que Fidel estaba vivo en el VIVAC de Santiago de Cuba.

Aún era estudiante de 3er año del primer curso de la Escuela Profesional de Periodismo Manuel Márquez Sterling, cuando publicó por vez primera en el periódico Información compartiendo página con firmas tan prestigiosas como la de Gastón Baquero, Luis Amado Franco y Rafael Suárez Solís.

Su columna trataba sobre Sociología religiosa y la mantuvo hasta que pasó a escribir al Diario de la Marina en la sección de Catolicismo en junio de 1947, llegando a convertirse en una autoridad en el tema a nivel nacional y regional.

A la par que mantenía su columna de Catolicismo, donde escribía sobre cultura y diplomacia, se gradúa de la Escuela de Periodismo en 1947 y comienza en el Noticiero de la recién creada emisora Unión Radio, de Gaspar Pumarejo, que salía al aire en octubre de ese año.

Fueron elegidos para la apertura los cinco mejores expedientes de la primera graduación de la "Márquez Sterling", entre ellos Fríguls y Evelio Tellería Toca.

Desde que comencé, hasta hoy, no he dejado de trabajar como periodista en la radio ni un día a pesar de todas las coyunturas de carácter social y político que ha habido en este país. En Unión Radio trabajo hasta que al triunfo de la Revolución la intervienen, junto al Canal 12 de la televisión a color, donde también laboraba" (Entrevista en 2006)

"Juan Emilio Fríguls poseía una educación y fe católica y un profundo patriotismo. Fue un extraordinario profesional, de un alto prestigio y respeto y dispuesto siempre a compartir su sabiduría con sus compañeros de la prensa", recuerda Carlos Piñeiro Laredo, veterano de la revista Bohemia y que coincidió con Fríguls en diferentes momentos de su carrera periodística.

La Sección En Cuba, de la Revista Bohemia; el periódico El Mundo; la emisora de la CTC, Radio Habana Cuba, y a partir de 1972, los reporteros de Radio Reloj fueron espacios prestigiados con su firma y sapiencia y mucho más los periodistas que lo acompañaron.

Son muchos los que recuerdan y destacan su porte, elegante y pulcro, en guayabera a mangas largas, un personaje de su tiempo con un culto y disciplinado uso del idioma, propio de un eterno amante del ejercicio del Periodismo.

La figura de Juan Emilio Fríguls como algunos pocos, en la era revolucionaria, pertenecía a una clase de intelectuales cubanos de un estirpe cultural que fue puesta, consecuentemente a merced del proceso que se iba formando, y cuya naturaleza fue la fidelidad a su Patria.

Sin dudas, fue un intelectual que marcó una época, un modelo de cubano que por su actitud significó una pauta para la prensa cubana de ayer, de hoy y de la que está por venir.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales

Escribir un comentario

/component/jcomments/captcha/76411
Refescar