La Radio Cubana aspira a mucho más

internet1internet1Superación de traductores de sitios digitales de emisoras

En el año en que la Radio Cubana festeja sus nueve décadas de vida, bienvenida sea toda iniciativa o idea dirigida a perfeccionar y mejorar sus mensajes comunicativos y espacios, y ponerlos al alcance cada vez más de un mayor número de públicos, tanto fuera como dentro de nuestras fronteras geográficas.

Para ganar a pensamiento esa guerra mediática impuesta desde el exterior, a la que acá le hacen el juego algunos apátridas o mercenarios, están -junto a decenas de publicaciones escritas y la televisión con sus telecentros- unas 96 estaciones de radio y más de 80 sitios digitales, la mayoría de los cuales tienen sus versiones en inglés.

Por tanto, muy saludable la realización hace unos días, en La Habana, de un curso-taller organizado por las direcciones de Información y Propaganda y de Capacitación de la Radio Cubana, e impartido por especialistas del Equipo de Servicios de Traductores e Intérpretes (ESTI), en su propia sede, en el Vedado.

Web master y editores y traductores de casi todo el país, responsabilizados con la actualización a diario de las páginas digitales de sus emisoras en el idioma más universal, además de exponer sus experiencias y conocimientos aprendieron las principales herramientas a tener en cuenta a la hora de multiplicar los mensajes llegados a sus redacciones, o que ellos mismos elaboran, en aras de que logren mayor efectividad, alcance o impactos.

Por eso entre los temas tratados estuvieron desde la importancia de las nuevas tecnologías de la información, el uso de Internet; de títulos, contenidos e imágenes atractivas, y del lenguaje directo y ameno, sin rimbombancias y frases que nada dicen al cibernauta, hasta cómo hacernos sentir con inmediatez, con sólidos argumentos y de manera sistemática en las redes sociales.

Y qué mejores profesores que los propios especialistas del ESTI, quienes también cada mañana se encargan de traducir noticias, artículos, entrevistas y reseñas de los principales medios de prensa digitales del país, con el objetivo de que el lector extranjero los reciba de primera mano, directamente desde Cuba.

En los acontecimientos trascendentales que ocurren en la nación, o fuera de esta vinculados con la Revolución, el protagonismo de los sitios digitales de la Radio Cubana se ha hecho sentir con mucha fuerza, y así lo hemos vivido quienes con mucha frecuencia utilizamos sus servicios, o cuando constatamos su posicionamiento entre los principales buscadores del mundo. Ejemplo de ello, a raíz de la visita a la Isla del Papa Juan Pablo VI y las celebraciones por el Primero de Mayo.

También vale destacar cuánto a diario hacen nuestras emisoras en Internet a favor del regreso a la Patria de Los Cinco Héroes antiterroristas cubanos condenados injustamente en Estados Unidos; por el cese del criminal bloqueo norteamericano impuesto a la mayor de las Antillas; por exponer las transformaciones cotidianas al calor de la actualización del modelo económico cubano, y por resaltar el protagonismo del pueblo en la obra de la Revolución, con sus avances, deficiencias, problemas y retos.

Sobran los argumentos y las razones, además de que nos asiste la verdad, pero en la compleja y abierta guerra mediática que nos imponen desde Estados Unidos y Europa, no bastan tales ingredientes si no le incorporamos rapidez y efectividad a los mensajes, definir qué noticias pueden ser de mayor interés para el lector extranjero, una redacción fluida, entendible y en el mismo idioma de ese público, llámese inglés, francés, alemán, etc., y cuya traducción no puede ser mecánica, ni con los mismos cánones de la prensa escrita, la literatura o la interpretación oral.

Conozco a traductores que alertan a tiempo a los propios reporteros o áreas de redacciones sobre algún desliz, error o lagunas en una información o material audiovisual enviada a los sitios web, y que también sugieren ideas e iniciativas loables, además de que no se limitan a multiplicar o traducir literalmente todo artículo sin ponerle corazón, alma e intencionalidad.

Por suerte, en la Radio cubana abundan estos casos, pero la aspiración es que la excepción no sea una regla, y a esos empeños contribuyen mucho, sin dudas, curso-talleres como el organizado por las direcciones de Información y Propaganda y de Capacitación de la Radio cubana, e impartido la semana última por especialistas del ESTI.

Se requiere ahora seguir de cerca sus resultados, comprobar cuán valioso fue hacer un alto en el camino en aras de la superación de esos profesionales del sector, generalizar la experiencia por regiones teniendo en cuenta la disponibilidad de recursos, y lo más importante, sembrar conciencia en quienes asumen la realización del periodismo digital que queda mucho por aprender y hacer, pues a fin de cuentas en estos tiempos de cambios la Radio Cubana aspira a más.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar