El profesional de la Radio y TV en Cuba

Los Medios Audiovisuales en Cuba para dar respuesta al encargo social y lograr su efectividad deben formar profesionales bien entrenados en las habilidades de la comunicación, interpretación de textos y amplios conocimientos del mundo digital con un perfil amplio que le permita asumir los retos que imponen los nuevos procesos mediáticos.

La adquisición de habilidades para la búsqueda de información y una optima comunicación constituyen elementos de transformación de los paradigmas vigentes heredados de la época analógica. La naturaleza de los retos del momento histórico actual conduce a transformaciones en la concepción pedagógica para la formación de especialistas y artistas en los medios cubanos. Todo ello implica nuevas exigencias para los profesores: una mayor capacitación psicopedagógica y el desarrollo de habilidades comunicativas para organizar la interacción con los capacitados y los maestros llamados a formar un profesional integral.

Los hombres y mujeres de los medios en cuba estamos llamados a renovar nuestros conceptos en la educación, comunicación, proceso enseñanza-aprendizaje e interacción profesor-estudiante porque vivimos un período histórico de profundas transformaciones y la sociedad avanza a un ritmo muy superior al de sus propias estructuras, la Radio y la TV tienen que asumir una educación y formación superior en el siglo XXI con una nueva visión de enseñar, puesta en función de las necesidades presentes y

Si el precepto de que la universidad debe ante todo, enseñar a pensar, ejercitar el sentido común y dar rienda suelta a la imaginación creadora, es lo más parecido a la producción radiofónica y televisiva: Los Directores, escritores, Periodistas, locutores y ejecutivos como pilares estamos llamados a sustentar la calidad de la puesta en escena y en antena de los contenidos. Como nunca se necesitan profesionales bien entrenados, que trabajen en equipos de producción desde la comunidad.

El perfeccionamiento de la sociedad cubana conlleva la necesidad de crear condiciones pedagógicas esencialmente comunicativas que favorezcan, en un clima de confianza, receptividad, sin faltar la crítica y la reflexión a todos los niveles en el Instituto Cubano de Radio y Televisión.

En los análisis que se realizan de las obras audiovisuales de hoy todavía falta mucho trecho por recorrer en los contenidos de los programas porque no siempre intentan transformar la realidad con ideas novedosas o porque reflejamos más cuestiones universales que de las localidades cubanas, ricas en historia y cultura. Cada día hay que desterrar criterios reduccionistas y espacios monotemáticos cuando hoy es la diversidad es el camino para el éxito.

Urge el establecimiento de un sistema de relaciones personales adecuadas y el intercambio de roles entre un ente que aunque existe no se reconoce: El maestro en los Medios. No hablo del profesor de periodismo de la universidad o del profesional audiovisual del ISA, me refiero al profesional que por sus años y su obra manifiesta sobrados conocimientos y no ejerce la tarea de capacitación, sería una forma para el desarrollo de habilidades de comunicación y de transformación del paradigma vigente en otro centrado en profesional integral, fuertemente comprometido con su realidad social.

Si la educación y la comunicación son procesos inseparables, cuyos complejos nexos se han comprendido con mayor claridad a partir de los aportes de grandes investigadores que fundamentan el papel de la actividad y la comunicación en la socialización del individuo, no se puede desmayar y crear nuevos métodos en la formación de profesionales para la Radio y la TV cubana.

Estas ideas son indispensable para la educación de la sociedad cubana porque permitiría una mejor propuesta de información y de aprendizaje a las masas bajo condiciones de intercambio de conocimientos, experiencias y vivencias de los sujetos y grupos que intervienen en el acto comunicativo, estableciendo una unidad entre lo cognitivo y lo afectivo, de significativo valor desde la una elevada perspectiva curricular más integral. Hoy cada hospital y policlínico en nuestro país son escuelas de formación de profesionales del patio y el mundo: La Radio y la TV nuestra están en condiciones de hacer lo mismo.

Comparte este contenido en tus redes sociales

Escribir un comentario

/component/jcomments/captcha/86329
Refescar