Ignacio Ramonet: un Doctorado Honoris Causa para un verdadero amigo de Cuba

19592 Fotografia GGustavo Cobreiro, Rector de la Universidad de La Habana hace entrega del título de Doctor Honoris Causa en Ciencias de la Comunicación a Ignacio Ramonet. Foto: Otmaro Rodríguez / Juventudrebelde.cuEl reciente otorgamiento del título de Doctor Honoris Causa en Ciencias de la Comunicación al destacado intelectual francés Ignacio Ramonet, por la Universidad de La Habana, constituyó un verdadero acto de justicia por tratarse de una figura tan prominente en el periodismo como en su identificación plena con las causas más nobles de la Humanidad.

Muchos cubanos, y nacionales de otras latitudes, llegamos a conocerlo más a raíz de su magistral entrevista al máximo líder de la Revolución Cubana en 2006, llevada a un libro bajo el título de Fidel Castro: biografía a dos voces o Cien horas con Fidel, que ha tenido sucesivas ediciones.

Ramonet, director desde 1999 de la publicación mensual Le Monde Diplomatique, es considerado un pensador crítico y analista del papel de los medios como instrumento de dominación y control social, limitados en su proyección pública y expresión plural por los intereses dominantes.

Precisamente en la ceremonia de entrega de la alta investidura de la Universidad de La Habana, él defendió la necesidad de mantener una posición crítica y activa frente a las manipulaciones mediáticas con que el capitalismo intenta perpetuarse, sobre todo en las llamadas "sociedades democráticas", y desde ellas.

Hacía ya algunos años que otro eminente periodista, fallecido en enero último, Julio García Luis, decano hasta entonces de la Facultad de Comunicación de esa casa de altos estudios, había propuesto que se le otorgase el título de Doctor Honoris Causa a quien amerita en su haber no solo una rica trayectoria periodística, sino a quien ha sido capaz de adentrarse en el estudio de los medios, hasta el punto que sus tesis y obras son objeto de consulta por los futuros (y actuales) profesionales de esta especialidad.

Además de Le Monde Diplomatique, Ramonet dirige la publicación bimensual Maniere de voir, es cofundador y presidente de la Organización no Gubernamental Media Watch Global (Observatorio Internacional de los Medios de Comunicación) y uno de los promotores del Foro Social Mundial de Porto Alegre, lo cual reafirma su destacada participación en movimientos sociales identificados con la búsqueda de un mundo mejor.

También es profesor invitado de las universidades Carlos III (Madrid), Buenos Aires, Valencia, San Petersburgo, La Habana, Puerto Rico y Santo Domingo, y Doctor Honoris Causa de la Universidad de Santiago de Compostela, de España.

El cinco de mayo de 2013 Ramonet cumplirá 70 años. Nació en Redondela, Pontevedra (Galicia), pero reside en París, por cuya Escuela de Estudios Superiores en Ciencias Sociales es doctor en Semiología e Historia de la Cultura.

Catedrático de Teoría de la Comunicación en la Universidad Denis-Diderot (Paris), especialista en Geopolítica y Estrategia Internacional y consultor de la Organización de Naciones Unidas, son otros de los títulos del distinguido experto, quien imparte clases en La Soborna de París.

Entre sus numerosos libros se destacan La Golosina visual (1985 y 2000); Cómo nos venden la moto (con Noam Chomsky, 1995); Internet, el mundo que viene (1998); Rebeldes, dioses y excluidos (con Mariano Aguirre, 1998); La tiranía de la comunicación (1999); Propagandas silenciosas o Guerras del Siglo XXI (2002); La Post-Televisión (2002) y ¿Qué es la globalización?, elaborado en 2004 y con un grupo de autores.

El carisma de Fidel, visto por Ramonet

En diciembre de 2006 cuando ciento de personalidades de todo el mundo viajaron a La Habana convocadas por la Fundación Guayasamín, para celebrar los 80 años de Fidel, Ramonet fue entrevistado por la periodista de la Isla Arleen Rodríguez Derivet, junto al periodista y documentalista italiano Gianni Miná y el poeta nicaragüense Comandante Tomás Borges, todos ellos, además del teólogo brasileño Frei Betto, autores de las cuatro entrevistas escritas más amplias, profundas y conocidas con el líder de la Revolución Cubana.

Arleen recogió las impresiones de cada uno en un libro titulado Los afortunados entrevistadores de Fidel, en el que Ramonet advierte:

"Él (Fidel) tiene algo que lo diferencia de muchos dirigentes políticos, y es que acumula en sí a un teórico de la revolución, a un jefe militar victorioso –que ha ganado varias guerras y posee una estrategia militar- y a un jefe de Estado

-con una experiencia que no posee ningún jefe de Estado ejecutivo".

"Son tres funciones unidas a su carisma como líder que trasciende su país y lo hace un líder latinoamericano", afirmó, para subrayar:

"Contando su herencia de Martí y sin compararlo, no ha habido un líder así desde Bolívar –hay que decirlo sin tener miedo a las palabras– que haya pensado en conjunto la dinámica política del continente como Fidel lo ha hecho todos estos años".

Comparte este contenido en tus redes sociales

Escribir un comentario

/component/jcomments/captcha/40735
Refescar