La radio y la educación para la paz

La  Radio tiene el deber de educar para la paz y  realizar programas orientados a preservar los derechos humanos y cultivar sus virtudes. En estos difíciles tiempos de guerras devastadoras que amenazan con exterminar la especie humana los que tenemos la responsabilidad de emitir contenidos al éter debemos contribuir a la paz.  

El medio radiofónico a través de sus espacios estimula un pensamiento pedagógico progresista capaz de revolucionar el micro-mundo circundante del perceptor a tono con el vertiginoso desarrollo científico- técnico actual.

Los medios en general y la radio en particular responden a necesidades sociales, de manera que  educar para la paz y por el respeto y salvaguarda de las buenas costumbres y tradiciones de las comunidades, pueblos y ciudades   deviene obligación  impostergable en aras de una conciencia de  construir  nuevas relaciones entre los ciudadanos, con el fin de  garantizar un desarrollo sostenible con personas más solidarias.

Marta María Valdés miembro de la comisión de Educación para la Paz de la Sociedad  Económica de Amigos del País  considera: “Cuba asume el deber de educar para la paz y los derechos humanos desde su proyecto social socialista, lo que incluye la firme posición de defender nuestras conquistas y la soberanía nacional, de manera inclaudicable, sin posturas agresivas ni militaristas, pero sin descuidar la garantía de defendernos”.

La concepción cubana de educación para la paz y derechos humanos ha sido trabajada, entre otros, por la Comisión de Educación para la Paz y los Derechos Humanos, surgida en 1996 como comisión de trabajo del Movimiento Cubano por la Paz y la Soberanía de los Pueblos, e incorporada después, y hasta hoy,  como Comisión de Educación de la Sociedad Económica de Amigos del País.

En una conferencia ofrecida por  Marta María Valdés en la Habana en el Instituto de Relaciones  Internacionales, ante un auditorio representado por varios países, la especialista señalaba: “La paz, en tanto problema personal, es concebida como paz individual, referida al plano subjetivo en el que el individuo está en paz consigo mismo y se define entonces como paz interna. Pero asumida como condición de satisfacción de las necesidades materiales y espirituales de los grupos humanos en que se vive, pasa a relacionarse estrechamente con los derechos humanos y alcanza el plano externo del sujeto, por lo que se ha conceptualizado como paz externa.

La especialista  plantea otro nivel de clasificación que se produce cuando se enfoca el trabajo por alcanzar un determinado estado de paz, o cuando hablamos de educar para la paz. En tal caso  cuando se asume la posición de aniquilar al enemigo, de resolver conflictos por medio de la violencia o de salvaguardar la paz preparándose para la guerra estamos en presencia del concepto paz negativa, a la que se le opone la concepción de paz positiva, como aquella que permite prepararse para encontrar soluciones pacíficas a los conflictos, es decir prepararse para la paz.

En la ponencia presentada por la especialista cubana define que  la relación paz y derecho se sustenta en nuestro hemisferio por pensadores de la talla de José Martí y Benito Juárez. El primero en su trabajo “Los Pobres de la Tierra” publicado en “Patria”, el 24 de octubre de 1894, expresó: …”el gobierno de un pueblo es el arte de ir encaminando sus realidades, bien sean rebeldías o preocupaciones, por la vía más breve posible, a la condición única de paz, que es aquella en que no haya un solo derecho mermado.”

Benito Juárez, en 1867, al triunfo de la República que le eligió como Presidente de México, después de muchos años de intenso batallar dijo en un célebre discurso: “Mexicanos: encaminemos ahora todos nuestros esfuerzos a obtener y a consolidar los beneficios de la paz. Bajo sus auspicios, será eficaz la protección de las leyes y de las autoridades para los derechos de todos los habitantes de la República. Que el pueblo y el gobierno respeten los derechos de todos. Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz.”

Este enlace de la concepción de paz como derecho se integra de manera sistémica a la concepción de derechos humanos, pues  se parte del criterio que postula que no puede haber paz sin respeto a los derechos humanos. De ello nuestra radio da fe día a día en su eficaz contribución a la formación en valores de las nuevas generaciones.

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

503 Service Unavailable

Service Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.