Escribir literatura en la radio

Cuentan, quienes se dedican a escribir para los niños, que crear para los pequeños resulta siempre una experiencia enriquecedora, que exige el mayor empeño para así lograr cautivar a tan exigente público lector.

Alina Iglesias Regueyra conoce cómo, a través de sus poemas y narraciones, despertar la curiosidad de quienes, en palabras del Héroe Nacional cubano José Martí, son la esperanza del mundo, son los que saben querer.

Así lo demuestra la lectura de dos de sus libros –Mi familia y yo y El Castillo Transparente—, ambos publicados bajo el sello de Ediciones En Vivo, perteneciente al Instituto Cubano de Radio y Televisión.

Dos libros, por cierto, nacidos a partir de la experiencia de la autora en la radiodifusión cubana, ya que esos títulos tienen su origen en espacio para los pequeños de la emisora Radio Enciclopedia.

Mi familia y yo (2018, 96 pp), cuyos poemas aparecieron por vez primera en el programa Una historia interesante, reúne una colección de cuarenta textos que, a través de la mirada ingenua y curiosa de un niño, se acerca al mundo cotidiano.

«Él te hablará –escribe Alina Iglesias Regueyra— de todas las cosas que le gustan: las fiestas de cumpleaños, los juguetes, las primeras letras, los números, los amigos de la infancia, los sueños, las fantasías. También conocerás de su familia…».

Los poemas que conforman esta entrega –acompañados de ilustraciones para colorear de la propia autora y de Luis R. García-Casariego— tienen la virtud de, a través de un sencillo discurso, reafirmar valores y sentimientos.


He aquí uno de esos poemas, «Mi familia y yo», texto que abre y da título al libro:

Aquí la presento,
Mi familia es esta:
Almorzamos juntos
En torno a la mesa.

Mi Mamá es tan linda
Como Cenicienta
Y así son los cuentos
Que ella me inventa.

Papá es como un mago
Que todo lo arregla.
Yo quisiera ser
Como él cuando crezca.

Abuela parece
Un hada madrina:
Cuando ella aparece
El mundo se anima.

Y yo soy el príncipe
De un cálido hogar
Donde una princesa
Está por llegar.


Antes de Mi familia y yo, Alina Iglesias Regueyra (La Habana, 1972) ya había publicado, como coautora de los textos y las ilustraciones, el libro Coloreando y rimando, galardonado con el Premio La Edad de Oro 2005 en literatura preescolar.

Vinculada, desde 1994, a la radio cubana, entre otros reconocimientos, recibió, en el año 2011, el Premio Internacional en Guión y Dirección al Mejor Spot de Servicio Público de la Caribbean Broadcasting Union (CBU).

El Castillo Transparente (2017, 96 pp) es también un libro escrito a partir de una experiencia radial: la sección dedicada a los pequeños, dentro del espacio Hola Aurora, de la emisora Radio Enciclopedia.

Es esta una novela de fantasía para niños, que firma Alina Iglesias Regueyra en coautoría con su madre, Gloria María Regueyra López de Villavicencio, quien le contaba, cuando era niña, algunas de las historias ahora recreadas en estas páginas.

La trama de este relato gira alrededor de las peripecias del mago Hazlotodo, quien un día decide, «con lágrimas de un hada triste y gotas del rocío primerito del año», construir «el más hermoso Castillo Transparente».

En más de una treintena de capítulos –que, por cierto, pueden leerse como relatos independientes—, se estructura esta obra que se propone –y logra— una inteligente integración de realidad, fantasía, ternura, imaginación…

Se acompaña El Castillo Transparente, con una colección de imágenes de Luis R. García-Casariego, ilustraciones en blanco y negro, concebidas como una invitación a ser coloreadas por los pequeños.

Con la publicación de Mi familia y yo y El Castillo Transparente, Alina Iglesias Regueyra no solo enriquece el actual catálogo editorial cubano para niños, sino también confirma –aunque algunos no lo crean— que es posible escribir literatura en la radio.

Comparte este contenido en tus redes sociales

You have no rights to post comments