Ante la COVID-19 persiste el peligro, aunque bajen los números (+Audio)

Marcada por una discreta disminución de los casos confirmados de la COVID-19 transcurrió la jornada de este viernes en Cuba, en medio de una compleja situación epidemiológica donde el gobierno, todas sus instituciones y el pueblo implementan un conjunto de medidas, particularmente en la capital del país, para contener el rebrote de la epidemia.

Lo cierto es que, aunque en determinado momento desciendan los números, el peligro persiste frente a esta enfermedad silenciosa y letal, según se confirma diariamente en la evaluación que realiza el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno.

En la reunión de este cuatro de septiembre, encabezada por el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez y dirigida por el Viceprimer Ministro Alejandro Gil Fernández, otra vez la mirada estuvo puesta en la capital del país por presentar el escenario más difícil de enfrentamiento a la COVID-19.

Acerca de la situación epidemiológica de La Habana, donde se mantienen activos 146 controles de focos con medidas de refuerzo, distribuidos en sus quince municipios, informó a través de videoconferencia el Gobernador Reinaldo García Zapata. De los diecisiete eventos de transmisión local que en estos momentos se encuentran abiertos en Cuba, doce están enclavados en el territorio capitalino: cuatro en Arroyo Naranjo, dos en Plaza de la Revolución, uno en Habana del Este, otro en Regla, uno en La Lisa, dos en Diez de Octubre y uno en Boyeros.

En ese sentido, Reinaldo García Zapata consideró que, a pesar de las circunstancias complicadas debido al aumento del número de contagios, La Habana cuenta con las capacidades hospitalarias necesarias para enfrentar las condiciones actuales. García Zapata destacó que en la ciudad están dispuestas suficientes camas en hospitales y en centros de aislamiento para sospechosos y contactos.

“En estos últimos aumentarán en 700 capacidades más, gracias al refuerzo de instalaciones pertenecientes al Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (INDER)”.

Durante la sesión de trabajo, realizada en el Palacio de la Revolución, en la que participó además el Vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa; también el Gobernador de Holguín, Julio César Estupiñán Rodríguez, ofreció una información actualizada acerca de la situación en el oriental territorio, donde hace veinticinco días no se reporta ningún caso positivo de la COVID-19.

El Gobernador holguinero aseveró que se transita con normalidad por la fase tres de la etapa de recuperación. Afirmó que se han reanimado las actividades productivas, funcionan los servicios vitales de la provincia y comenzó sin contratiempos el curso escolar, cumpliendo las medidas higiénicas establecidas.

En el encuentro también intervino a través de videoconferencia el Gobernador de Granma, Francisco Escribano Cruz, quien aseguró que luego de más de 150 días sin confirmar casos positivos de la COVID-19, desde el pasado 21 de marzo, el acontecer económico y social del territorio transcurre con normalidad, sin descuidar el cumplimiento de las medidas de vigilancia y control epidemiológicos.

Destacó que los granmenses viven la “nueva normalidad” impuesta por la fase tres de la recuperación, donde medidas como la pesquisa activa en las comunidades y en sus puntos fronterizos se mantienen con total rigurosidad.

En medio de un nuevo brote de la epidemia que disparó las cifras de pacientes e ingresados durante el mes de agosto, atendiendo a su número de casos confirmados la Mayor de las Antillas ocupa el lugar 22 en la región de las Américas y el 114 en el mundo, reportando hasta este viernes 4 mil 266 casos positivos de la COVID-19.

Según precisó en su intervención el Ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda, 5 mil 56 personas se encontraban ingresadas hasta la fecha en hospitales y centros para sospechosos de menor riesgo, así como en centros de aislamiento para contactos y viajeros. 

El Titular de Salud subrayó, además, que permanecían hospitalizados 677 pacientes confirmados, el 97 por ciento de ellos con una evolución clínica estable.

Portal Miranda también mostró que las estadísticas internacionales son alarmantes: más de 26 millones de seres humanos contagiados en el mundo y más de 860 mil fallecidos.

En este panorama, Cuba sigue batallando por cortar el paso a la epidemia, principalmente en La Habana, provincia que presenta la realidad más compleja, donde el pasado primero de septiembre comenzó la aplicación de nuevas medidas restrictivas con el objetivo de contener el rebrote de la COVID-19.

 

  

 

 

 

You have no rights to post comments