Ganar tiempo ante la COVID-19 significa salvar vidas, y cortar el contagio de la enfermedad (+Audio)

Insistir de manera oportuna en la identificación de los casos positivos, de los contactos directos y contactos de los contactos, es primordial en la prevención y control de la COVID-19, a partir del complejo escenario epidemiológico que vive la provincia de Ciego de Avila con la mayor tasa de incidencia del país por casos activos por cada cien mil habitantes.

En la reunión del Grupo Temporal de Trabajo de este viernes, que encabeza el presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y conducida por el viceprimer Ministro, Alejandro Gil Fernández, trascendió que el territorio avileño tiene 126 casos activos, más de 600 personas en vigilancia o como sospechosos y trabaja en varios controles de focos, según la máxima autoridad del gobierno, Tomás Alexis Martín Venegas.

El territorio reportó 15 casos positivos al cierre de la jornada del jueves, y acumula en quince días un total de 132, con pacientes en estado crítico y grave.

A nivel nacional, se mantuvo la tendencia en el crecimiento del número de casos asintomáticos, el sesenta por ciento aproximadamente del total de enfermos a la COVID-19 desde que hace seis meses se detectara el primer caso en el país.

Igualmente, el número de muestras procesadas se estabiliza por encima de las 7 mil lo que permite el estudio de un mayor universo de personas.

En ese entorno, el titular de Salud, el Doctor José Ángel Portal Miranda, informó la apertura de un nuevo evento de transmisión local en el municipio capitalino de Diez de Octubre, en la localidad de Lawton, el número 18 activo en el país.

Este abarca varias manzanas, y como control de foco ya se venía trabajando por las autoridades del gobierno en la capital. Hasta la fecha aporta once casos.

La Habana, precisamente, se mantienen 157 focos activos y, al cierre del jueves, ocho de sus municipios no reportaron casos positivos con la COVID-19 en más de 4 mil 700 muestras de PCR realizadas.

Entretanto, y luego de 134 días sin reportar casos positivos, la sureña Cienfuegos abre dos controles de focos, en dos de sus municipios, a partir de personas que resultaron confirmadas, lo que generó el aislamiento de un número significativo de contactos, y la activación de tres centros para la vigilancia de sospechosos, según manifestó el gobernador Alexandre Corona Quintero. 

En la Perla del Sur se estableció el uso permanente del nasobuco y en todas las instituciones se mantiene un control estricto en el cumplimiento del protocolo sanitario aprobado por el MINSAP.

Los espirituanos que reportaron igualmente nuevos casos en las últimas horas, establecieron acciones para evitar la movilidad con especial énfasis en Jatibonico, donde se reporta la mayor cantidad de pacientes positivos, y cuya ubicación geográfica como municipio lo hace más vulnerable al paso de vehículos por el lugar.

La máxima autoridad del gobierno en la provincia de Sancti Spíritus, Teresita Romero Rodríguez, apuntó que una prioridad en la estrategia del territorio está en las medidas de restricción en el foco de la comunidad Bernal. No obstante, ampliaron las acciones además hacia otras dos comunidades que abarcan más de 1200 personas y 481 viviendas, por el riesgo epidemiológico que tiene el lugar.

Ante el Grupo Temporal de Trabajo los territorios de Artemisa, Mayabeque y Matanzas también actualizaron el comportamiento de las medidas de enfrentamiento a la COVID-19.

Los matanceros postergan el reinicio del curso escolar en el municipio de Cárdenas por una semana más, mientras los artemiseños se enfocan en el control epidemiológico en la comunidad de Las Terrazas en el municipio de Candelaria. 

Atendiendo a la situación epidemiológica actual, que reporta casos positivos en el occidente y el centro del país, se aprobó la suspensión del transporte interprovincial a partir del venidero lunes y hasta el 30 de septiembre, información que será ampliada oportunamente, según dijo el Ministro del Transporte Eduardo Rodríguez.

La medida tiene como fin evitar la movilidad de las personas de una provincia a otra, independientemente de la fase en que se encuentren los territorios en la etapa de recuperación.

Seis meses después del primer caso detectado con la COVID-19 en el país, el enfrentamiento a la enfermedad desde la prevención y control que combinan las medidas en el orden sanitario, el trabajo de las instituciones y la responsabilidad individual, no solo requieren mantener la máxima vitalidad posible, sino que también se perfeccionan y actualizan desde la experiencia acumulada en los tratamientos clínicos y la labor de pesquisaje en la comunidad, claves para disminuir los contagios y avanzar.

 

 

You have no rights to post comments