Por una Habana más bella y ordenada, también en tiempos de la COVID-19 (+Audio)

A pesar de los impactos ocasionados por la COVID-19 durante los últimos meses, La Habana no detiene su paso trazando estrategias que impulsen el desarrollo de una ciudad que apuesta por avanzar en los más variados ámbitos sociales y económicos.

Así trascendió durante la más reciente reunión del Grupo Gubernamental de Apoyo a la provincia, que sistemáticamente se evalúa desde el Gobierno nacional.

En esta ocasión, el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez consideró que “a La Habana le corresponde, por ser la capital del país y por el potencial que tiene, marcar la vanguardia en el proceso de informatización en Cuba”.

El mandatario recordó que en este tema tenemos dos ámbitos que son: el gobierno y el comercio electrónicos. En ese sentido, valoró que “independientemente de lo que hemos avanzado en el gobierno electrónico, todavía falta que cada entidad, sea empresarial o presupuestada, incluyendo los Organismos de la Administración Central del Estado que están en La Habana, informaticen todos sus procesos”.

Ese es el verdadero proceso de informatización -acentuó Díaz-Canel- porque no solo es tener los Portales Ciudadanos, sino que por dentro todos los organismos y entidades tengan informatizados todos sus procesos, los de dirección, de servicios, los de producción y los de aseguramiento a las actividades fundamentales”.

En cuanto al comercio electrónico, otro aspecto esencial que debemos potenciar en el país, el Jefe de Estado reflexionó que, en medio de toda la situación compleja generada por la epidemia, “si hubiéramos tenido un sistema de comercio electrónico más eficiente, hubiéramos enfrentado de una mejor manera el escenario impuesto por la COVID-19”.

En ese sentido, el mandatario resaltó el potencial científico y de recursos humanos con el que cuenta no solo La Habana, sino los diversos territorios del país.

“Aquí hay un potencial tremendo, aquí se le pueden dar tareas de informatización a las Universidades, a las empresas desarrolladoras de aplicaciones informáticas que tenemos; pero también hay una cantidad importante de personas vinculadas a entidades estatales y dentro del sector no estatal, que constantemente están creando”, destacó.

En ese aspecto, el presidente cubano indicó que “lo que hay que hacer es desatar los mecanismos mediante los cuales las aplicaciones se puedan certificar y se pueda comprobar cuál es su utilidad, para que las podamos poner con rapidez al servicio de la población”, enfatizó el Jefe de Estado. 

De igual manera, comentó que “eso nos acercaría a un desarrollo de futuro, con más bienestar; porque eso es prosperidad y encontrar eficiencia en un grupo de procesos”.

El Presidente Díaz-Canel ofreció sus valoraciones sobre este tema, luego de que las máximas autoridades de La Habana explicaran detalladamente la marcha del programa de Informatización de la sociedad en la capital del país.

Las acciones realizadas, las que se implementan y las futuras responden al objetivo estratégico de lograr que, mediante el desarrollo y utilización de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, estas faciliten la gestión del Gobierno y el bienestar de la población cubana.

Durante el encuentro de trabajo -dirigido por el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz; donde también participaron el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández y el vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa- fueron analizados otros temas vitales para el desarrollo económico y social de la capital. 

Desde Aguas de La Habana se presentó un proyecto referido a la gestión de escombros domiciliarios provenientes de la construcción, que comenzó su aplicación en Centro Habana y ya se puso en práctica en La Habana Vieja.

A través de este proyecto que tiene casi doce meses de gestión y se extenderá a otros municipios de la capital, hasta la fecha se han recogido en sacos mil 735 metros cúbicos de escombros, con un ciclo promedio de 24 horas; en la vía, mil 26 metros cúbicos; y de otros orígenes, 4 mil 262.

Evitar inundaciones, eliminar riesgos para la salud pública, mejorar la imagen de la urbe mediante la recogida de escombros, permitir el reciclaje para fines constructivos y eliminar los focos contaminantes son algunos de los beneficios de este programa dirigido hacia las comunidades y barrios.

Otro asunto examinado durante la sesión de trabajo fue el estado de ejecución de las obras de Drenaje Pluvial en La Habana, un proyecto encaminado a buscar soluciones en las zonas que más se afectan debido a las inundaciones que generan las intensas lluvias, particularmente en localidades de Centro Habana y La Habana Vieja. 

En la reunión también se conoció el conjunto de acciones que se ejecutan como parte de la estrategia de rehabilitación del Centro Histórico de Guanabacoa, con el fin de preservar monumentos y sitios de alto valor patrimonial e interés para el desarrollo local.

Ciertamente, con el apoyo gubernamental a la capital, la voluntad de las autoridades habaneras y el respaldo de su pueblo; La Habana podrá seguir impulsando su desarrollo, favoreciendo el bienestar de sus más de dos millones de habitantes y conservando los valores históricos y tradiciones culturales.

Pero, para que Cuba tenga siempre una capital más bella y ordenada, será esencial la responsabilidad ciudadana y la disciplina social, principios que son imprescindibles, sobre todo ahora que son claves para dar el golpe definitivo a una epidemia que pospuso en el tiempo la concreción de metas y proyectos, no solo para los habaneros, sino para todo el país.

 

 

  

You have no rights to post comments