El aporte de la ciencia y sus desafíos en “la nueva normalidad” (+Audio)

Luego de varios meses de enfrentamiento a la COVID-19, Cuba se encamina hacia la nueva normalidad en mejores condiciones tanto en su sistema de Salud Pública, como en el aporte de la ciencia, según trascendió este jueves durante el alentador intercambio que sostuvo el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez con expertos y científicos que participan directamente en el combate a la epidemia.

“Cuando uno ve así de golpe, como lo hemos visto en esta sesión de trabajo, tantos resultados concentrados, uno siente tanto orgullo de la ciencia cubana y de su aporte, sobre todo en momentos como este en el que hemos tenido que enfrentar un problema tan complejo, que ha sido un momento crítico en la vida del país”.

Díaz-Canel consideró que “haber llegado a este momento de superación del rebrote y poder actualizar nuestra plataforma de enfrentamiento a la COVID-19 y conceptualizar un nuevo momento, donde vamos a hablar de una nueva normalidad o de la normalidad posible con la que podemos vivir; tiene que ver mucho con los resultados que han aportado nuestros científicos, junto al trabajo de las organizaciones de masas, del pueblo en sentido general y de nuestro sistema de salud”.

El mandatario cubano expresó la gratitud de nuestro pueblo a los científicos cubanos por su valiosa contribución en esta batalla frente a la COVID-19. ¿Ustedes se dan cuenta de todo lo que han aportado? Esa fue la pregunta, cálida y fraterna, hecha por Díaz-Canel a los expertos e investigadores cubanos.

“Todavía no son los tiempos en que podremos darnos los abrazos físicos que todos anhelamos, pero yo sí creo que son tiempos en que, de manera sentida, con abrazos a distancia, con gestos que pueden ser muy íntimos, podemos expresar todo el cariño, todo el amor, toda la admiración, toda la gratitud, todo el reconocimiento a los que han hecho posible estos resultados”.

En el encuentro se presentó una evaluación del impacto del protocolo y los productos innovadores de Cuba en el enfrentamiento a la COVID-19 en el país.

Con la sistemática labor de todo el personal de la salud y la decisiva contribución de la ciencia, se ha atendido el ciento por ciento de los pacientes confirmados y sus contactos; no han colapsado las unidades de cuidados intensivos en los centros hospitalarios; no se reportan niños, embarazadas, ni trabajadores de la salud fallecidos en Cuba debido a la enfermedad; se reportan más de setecientas investigaciones y 16 ensayos clínicos en ejecución; y 52 brigadas de la colaboración médica han combatido a la pandemia en diferentes países del mundo, como parte del Contingente Internacional Henry Reeve.

A los resultados del plan del Gobierno para enfrentar a la COVID-19, perfeccionado durante todos estos meses; a los logros alcanzados por el sistema nacional de Salud; al aporte de los productos científicos innovadores; y al acompañamiento de las organizaciones, las instituciones y el pueblo, se refirió el Viceprimer Ministro Roberto Morales Ojeda. De igual manera, ofreció cifras que ilustran la situación de la enfermedad en Cuba y otros países de la región y el mundo.

Varios son los aspectos que identifican al papel de la ciencia en la respuesta cubana ante la COVID-19. En la sesión de trabajo se constató que las principales decisiones adoptadas por la dirección del país, como parte de la gestión gubernamental de enfrentamiento a la epidemia, han tenido en cuenta las mejores evidencias científicas disponibles.

Se ratificó, además, que el protocolo cubano tiene una base probada e incorpora las buenas prácticas aprendidas en los servicios de salud de Cuba; así como las experiencias acumuladas por colaboradores en las misiones de las Brigadas “Henry Reeve”.

De igual manera, se evidenció, que la introducción de productos innovadores, equipos, dispositivos y medios diagnósticos de la Industria Biotecnológica y Farmacéutica nacional garantiza soberanía en las intervenciones preventivas y terapéuticas para enfrentar la enfermedad.

Como es habitual en estos intercambios, dirigidos por el Viceprimer ministro Roberto Morales Ojeda y donde también participa el Primer Ministro, Manuel Marrero Cruz, el decano de la facultad de Matemática y Computación de la Universidad de La Habana, Raúl Guinovart Díaz, presentó el análisis de las curvas del comportamiento de los casos activos en Cuba.

Sin exceso de confianza, pero sí con un tono estimulante, el experto subrayó que esta semana la curva de los casos activos ha tomado el camino del descenso, lo cual indica un cierto control que se está manifestando.

Pero, aunque las curvas de casos activos descienden en el país, las curvas de pacientes confirmados siguen creciendo y ese es el pronóstico para las próximas semanas, según aseveró Guinovart Díaz.

En ese sentido, puntualizó que “el peligro no ha pasado y se deben seguir extremando las medidas epidemiológicas para evitar el contagio. Esa es la alerta fundamental”. 

 Sin perder el control frente a la COVID-19

Seguidamente al intercambio con expertos y científicos que enfrentan en el país a la COVID-19; el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, encabezaron como cada día la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno que evalúa el comportamiento de la epidemia en el territorio nacional.

A esta sesión de trabajo se incorporaron el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura, y el vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa.

A través de videoconferencia informaron acerca de la situación en sus respectivos territorios, los gobernadores de las provincias que este jueves reportaron pacientes confirmados de la enfermedad: Ciego de Ávila, Sancti Spíritus y La Habana.

Durante la reunión, el Titular de Salud Pública, José Ángel Portal Miranda, subrayó que en esta jornada se cerró el evento de transmisión local correspondiente a la comunidad Orlando González, en el avileño municipio de Majagua. Dio a conocer, además, la apertura de un nuevo evento en el capitalino Centro Habana. 

Teniendo en cuenta el escenario epidemiológico de la capital y los desafíos que enfrentará en esta nueva etapa frente a la COVID-19, el Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez insistió en la importancia de incrementar las medidas de control y continuar profundizando en el seguimiento de todos los casos para evitar que La Habana vuelva a un rebrote de la enfermedad.

“Hay que tener un control muy estricto para evitar retrocesos, por lo que no se puede bajar ninguna medida de rigor en el pesquisaje, el trabajo con los controles de focos para que no lleguen a eventos de transmisión local, la detección temprana de las personas que pueden estar enfermas y el seguimiento a todos los contactos”.

El análisis del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno también incluyó en su agenda una información actualizada de los gobernadores de Pinar del Río y Artemisa, y el intendente del municipio especial Isla de la Juventud, acerca de las actividades de recuperación tras el paso del huracán Delta por las inmediaciones de esos territorios del occidente cubano. 

 

 

 

 

 

You have no rights to post comments