Ciego de Ávila avanza hacia la etapa de recuperación frente a la COVID-19, sin bajar la guardia (+Audio)

Ciego de Ávila avanza hacia la fase 3 de la etapa de recuperación en el enfrentamiento a la COVID-19, con excepción de su municipio cabecera que transita hacia la segunda fase.

La decisión se adoptó este viernes durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno que encabezan el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez y el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz.

El encuentro también contó con la presencia del Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández; y el Vicepresidente Salvador Valdés Mesa.

Al argumentar la decisión aprobada, el Primer Ministro explicó que “ello responde al estricto cumplimiento de los protocolos establecidos, al plan actualizado hacia la nueva normalidad, y a que la provincia cumple los indicadores para poder pasar a esta fase”.

Para que no existan dudas -aclaró- los casos que se han informado en los últimos días y que van a seguir algunos días más, están respondiendo a un evento institucional, “y precisamente ese plan actualizado prevé que pueda haber diferentes fases, y que en el lugar donde exista un problema se aplica y se toman las medidas establecidas”, subrayó.

Marrero Cruz convocó al pueblo de Ciego de Ávila a no bajar la guardia, porque “hay que continuar con el cumplimiento estricto de las medidas que están previstas, como el uso del nasobuco, la desinfección de las manos, el aislamiento, evitar las concentraciones; y hay que actuar con mucha disciplina, porque no podemos darnos el lujo de un retroceso, después de este largo periodo de trabajo, en el que han tenido que enfrentar una situación compleja”.

Luego de escuchar a través de videoconferencia la información ofrecida por el gobernador avileño Tomás Alexis Martín Venegas acerca del escenario epidemiológico, que muestra una tendencia a la reducción del número de casos confirmados y un comportamiento más favorable en el control a la epidemia; la Ministra de Educación Ena Elsa Velázquez Cobiella ratificó que la provincia de Ciego de Ávila está lista para reanudar el curso escolar 2019-2020, el próximo 16 de noviembre.

En ese sentido, precisó que “ellos han tomado las medidas de conjunto con el Ministerio y todos sus centros están certificados por Salud Pública; y, además, los maestros se continuaron preparando, e incluso los estudiantes de duodécimo grado se van a presentar a la convocatoria de las pruebas de ingreso el 3 de diciembre”.

La Ministra puntualizó que la provincia avileña es la más atrasada del país, pues solo desarrolló del curso 2019-2020 las dos primeras semanas de septiembre, por lo tanto, ahora deben reanudar ese curso, y “hemos hecho un diseño para que puedan el 7 de diciembre comenzar el curso 2020-2021. Consideramos que estamos en condiciones de hacerlo”.

Durante la reunión del Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno que evalúa el enfrentamiento a la COVID-19, también rindió cuenta la gobernadora de Santiago de Cuba, Beatriz Johnson Urrutia. El oriental territorio, luego de varios meses sin confirmar casos de la enfermedad, reportaba este viernes siete autóctonos.

La Gobernadora aseveró que se están tomando las medidas previstas en los protocolos de Salud y se está dando un seguimiento riguroso al destino de los viajeros que llegan a la provincia.

Al reflexionar acerca del escenario epidemiológico en Santiago de Cuba, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz convocó a que se extremen las medidas sanitarias en el territorio, al que reconoció como ejemplar en el control de la epidemia en el país.

El Primer Ministro comentó que “todos nos preocupamos cuando vimos la cifra de los siete casos positivos en Santiago de Cuba. Es muy necesario que se extremen las medidas para lograr controlar estos casos puntuales que han salido y que no se genere una transmisión. Hay que evitar que tengamos un retroceso en Santiago de Cuba, que ha sido una provincia ejemplar en el control de la pandemia”.

Extremen las medidas, indicó Marrero Cruz a las autoridades locales, “suenen la campana a todos los santiagueros, que ya algunos estaban un poco confiados con tanto tiempo sin COVID-19”.

Por otra parte, desde Pinar del Río, el gobernador Rubén Ramos Moreno informó acerca de la situación epidemiológica en el territorio, que se ha mantenido en los últimos quince días con la tasa de incidencia más alta de casos positivos por cada cien mil habitantes.

La provincia más occidental del país presenta la situación más compleja en el enfrentamiento a la COVID-19, con cuatro eventos de trasmisión local abiertos en Sandino, Guane, Consolación del Sur y en el municipio cabecera. Allí también se da seguimiento a 68 controles de focos activos y se incrementan las pesquisas en las comunidades.

En la reunión de este viernes se conoció, además, que en Sancti Spíritus se cerró el evento de trasmisión que permanecía abierto en su ciudad capital y se aprecia un mejor control del enfrentamiento a la epidemia en esa central provincia.

En el encuentro, realizado como es habitual en el Palacio de la Revolución, informó además el Consejo de Defensa de La Habana, que este viernes reportaba cinco casos positivos de la COVID-19, cuatro de ellos autóctonos y uno importado.

Luego de examinar el escenario epidemiológico actual en el combate a la epidemia, el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno, con la presencia de cinco viceprimeros ministros y titulares de varias carteras, analizó la situación de los territorios afectados por las intensas lluvias que dejó el paso de la tormenta tropical Eta.

En esta evaluación, hecha a partir de los recorridos gubernamentales realizados a las provincias impactadas -que fueron encabezados por el Presidente de la República, el Vicepresidente y el Primer Ministro- ofrecieron sus consideraciones los ministros de la Agricultura, la Construcción, el Transporte, y el Presidente del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos.

Los análisis indican que las afectaciones fundamentales estuvieron en distintos tipos de cultivo, principalmente en la región vueltabajera; y en los viales, fundamentalmente en el montañoso municipio de Manicaragua, en Villa Clara.

Cuba avanza en la recuperación tras el paso del fenómeno hidrometeorológico, y lo hace con espíritu de trabajo y optimismo, como afirmó el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz.

En medio de estos esfuerzos del Gobierno y el pueblo, con la mirada puesta en el impulso de la economía; la prioridad sigue siendo salvar vidas y ganar la batalla frente a la COVID-19.

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar