Informatizar la sociedad: un camino que seguiremos transitando (+Audio)

En un complejo año 2020, donde Cuba ha enfrentado el recrudecimiento del bloqueo del gobierno estadounidense y las consecuencias económicas derivadas de la pandemia de la COVID-19, el país ha avanzado en el Programa de Informatización de la Sociedad, según destacó el Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, durante la más reciente reunión que evaluó el comportamiento de este sector estratégico.

El Jefe de Estado reconoció que “se ha hecho un gran esfuerzo en materia de seguir ampliando la infraestructura que soporta este programa con las limitaciones que tiene el país; y por eso también la respuesta en contenido tiene que ser superior”.

En ese sentido, el mandatario indicó que “esa respuesta en contenido, fundamentalmente, hay que orientarla a que cada vez haya más servicios públicos para las personas, para los ciudadanos cubanos, a través de las plataformas digitales”. Ese es un camino -afirmó- que tenemos que continuar transitando.

Justamente acerca de este tema, durante el análisis referido al desarrollo de infraestructuras y servicios públicos de telecomunicaciones en Cuba, Walter Baluja García, Rector de la Universidad de las Ciencias Informáticas (UCI), consideró que se evidencian avances sostenidos.

Comentó que “hoy estamos a niveles que hace dos o tres años no nos imaginamos que íbamos a alcanzar. Nos encontramos en un momento en que debemos reforzar y materializar las potencialidades que tenemos en la producción de contenidos; porque con esta infraestructura que se acaba de explicar aquí, la producción de contenidos tiene que pasar a ser la mayor prioridad. Contamos con las potencialidades, y hemos probado ya muchos servicios que pueden mejorar el bienestar de la población”.

Durante la sesión de trabajo, que estuvo dirigida por el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz, los avances alcanzados hasta octubre de 2020 en el subprograma de infraestructura y servicios públicos de telecomunicaciones fueron presentados por Mayra Arevich Marín, presidenta de la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA). 

Este subprograma, acentuó, “es la base para el desarrollo del resto de los subprogramas y de la economía; y enfatiza en el desarrollo de la red móvil y los servicios soportados en la misma, como piedra angular de la política sectorial de las telecomunicaciones”.

La máxima directiva de ETECSA explicó que al cierre de octubre de 2020 se ha incrementado el número de usuarios de telefonía móvil a más de 6 millones; de los cuales, más de 4 millones tienen acceso a datos móviles. De igual manera, se sigue trabajando en el incremento de la telefonía fija, y las casas con servicios Nauta Hogar ascienden a la cifra de 176 000.

Mayra Arevich Marín se refirió también a varias acciones que se desarrollan en diferentes organismos y ministerios, que están encaminadas a potenciar el proceso de informatización.

En ese aspecto, destacó el incremento de la banda ancha en instituciones de la salud, la educación, la ciencia, la industria y otros sectores; la ampliación de servicios de internet en hoteles; el incremento de infraestructuras para soportar canales de pago electrónicos; y el apoyo al programa de trámites de la población y del Gobierno electrónico.

Subrayó, además, el uso de las plataformas digitales Transfermóvil y EnZona para fomentar el comercio electrónico, a las cuales se han ido adicionando nuevos servicios en los últimos meses.

La agenda del encuentro, realizado en el Palacio de la Revolución, también incluyó una actualización sobre el estado de la infraestructura y los servicios de los Joven Club de Computación y Electrónica en el país.

Al hacer una valoración de los resultados alcanzados durante la última etapa y las proyecciones fundamentales para el 2021, el Ministro de Comunicaciones, Jorge Luis Perdomo Di-Lella señaló que, apenas en el segundo semestre de 2019 se iniciaron en Cuba los primeros servicios de telefonía móvil de 4G, y solo en un año se ha alcanzado más de un millón de usuarios. Este es un programa, aseveró, que se continuará incrementando el próximo año en las cabeceras municipales del país.

 

Este programa -precisó- aun cuando no satisface toda la demanda, ha tenido un incremento en el ritmo de la velocidad, y pensamos que está ya montado en correspondencia con el plan de desarrollo económico y social, con los indicadores que tiene y que se aprobaron con una vista hasta el 2030.

¿Cómo lograr que el proceso de informatización de la sociedad cubana contribuya al desarrollo económico y social de la nación, y a la calidad de vida de nuestro pueblo? Este es un tema priorizado en la agenda del Gobierno, un camino que, a pesar de las adversidades, las limitaciones económicas y las presiones foráneas seguiremos transitando con paso firme en el 2021.

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar