Sancti Spíritus pasa a la fase tres y se acerca a la nueva normalidad (+Audio)

La provincia de Sancti Spíritus, en su totalidad, transita hacia la fase tres de la etapa de recuperación, incluyendo a su municipio cabecera, Cabaiguán y Trinidad, según decidió este martes el Grupo Temporal de Trabajo del Gobierno para el enfrentamiento a la COVID-19, durante la reunión encabezada por el Presidente de la República Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

El resto de los territorios espirituanos, desde el pasado 17 de noviembre, ya se encontraban en esa fase de la etapa recuperativa.

En ese sentido, el Primer Ministro Manuel Marrero Cruz explicó queatendiendo al comportamiento de los casos diagnosticados por municipios y sus tasas de incidencia en los últimos 14 días, se propone pasar a la provincia de Sancti Spíritus a la fase tres de la etapa de recuperación, atendiendo a que por 14 días cumple con los indicadores para la misma. Además, ya cumple por once días consecutivos indicadores de nueva normalidad”.

El Primer Ministro agregó que “también se decide pasar los municipios de Sancti Spíritus, Cabaiguán y Trinidad a la fase tres de la etapa de recuperación, atendiendo a que cumplen por diez y once días consecutivos los indicadores para esta fase”.

Durante el encuentro -donde participaron el Segundo Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba, José Ramón Machado Ventura; el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular y del Consejo de Estado, Esteban Lazo Hernández; y el Vicepresidente de la República Salvador Valdés Mesa- se presentó una evaluación de la situación de la epidemia en el país al cierre de noviembre.

El Ministro de Salud Pública José Ángel Portal Miranda puntualizó que en el mes que concluyó se diagnosticaron casos en todas las provincias y en el municipio especial Isla de la Juventud.

De igual manera -acotó- el promedio de casos autóctonos por día disminuyó con respecto a lo ocurrido en octubre; entretanto, los casos importados se incrementaron, reportándose en todos los territorios cubanos.

En este asunto, el análisis ratificó la importancia de continuar realizando un riguroso seguimiento a los viajeros que arriban al territorio nacional, tema en el que enfatizó el Presidente Díaz-Canel.

El Grupo Temporal de Trabajo insistió en la prioridad con la que se debe trabajar para seguir reforzando en todas las provincias los protocolos sanitarios diseñados para estos casos, la estricta vigilancia y las medidas de control epidemiológico.

Al presentar una actualización del comportamiento de la epidemia en Cuba, el Ministro de Salud Pública informó que hasta este martes permanecían ingresadas 3 mil 991 personas para atención y vigilancia de la COVID-19. Precisó, además, que se encontraban hospitalizados 585 pacientes confirmados con la enfermedad.

José Ángel Portal Miranda también subrayó que en estos momentos se mantienen abiertos cuatro eventos de transmisión local en el país: en Pinar del Río, un evento en el municipio Sandino; en Ciego de Ávila, un evento institucional en su municipio cabecera; en Santiago de Cuba, un evento en Songo la Maya; y uno que se abre en el municipio cienfueguero de Palmira.

Durante el intercambio, que desde hace más de ocho meses se realiza habitualmente en el Palacio de la Revolución, rindieron cuenta acerca de su escenario epidemiológico las provincias de Pinar del Río, La Habana, Mayabeque, Matanzas, Villa Clara, Cienfuegos, Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba, que junto a otros territorios del país reportaron casos de la COVID-19 durante la última jornada.

En el caso de Vueltabajo, en los últimos quince días se mantuvo con la tasa de incidencia más alta de casos positivos por cada cien mil habitantes. Allí se aplica un grupo de medidas que apuntan hacia la estabilidad y el control de la epidemia, que en las últimas semanas ha mantenido una tendencia hacia la disminución de los casos confirmados.

Ciertamente, en medio de una situación económica internacional compleja y del enfrentamiento permanente a las presiones foráneas que pretenden obstaculizar el avance del país, Cuba sigue librando su batalla frente a la COVID-19 con el propósito esencial de salvar vidas.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, la pandemia ha generado más de 62 millones de contagios en todo el orbe y ha provocado la muerte de más de un millón de seres humanos.

En este alarmante panorama, la Mayor de las Antillas ocupa el lugar 21 en la región de las Américas y el 122 en el mundo, reportando hasta este martes 8 mil 381 casos confirmados de la enfermedad.

 

 

 

 

 

 

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar