Juventud cubana contra COVID-19: más humana y revolucionaria (+Audio)

Como mensajeros de los comedores del Sistema de Atención a la Familia (SAF), realizando pesquisas, donando sangre, en la producción de alimentos, trabajando para preparar centros de aislamientos, como voluntarios en Zona Roja, en todas estas tareas se han alistado los jóvenes.

Danhiz Díaz Pereira, secretario de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) de la Universidad Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría (CUJAE) y diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular (ANPP) es uno de esos muchachos que asaltan el amanecer trabajando para el bien de todos, últimamente a él y sus compañeros se les puede encontrar organizando las colas de los centros comerciales del municipio 10 de octubre, su territorio de residencia.

“En este último momento se ha incorporado la participación de los jóvenes en la organización de las colas, tanto para organizar a las personas fuera de la entidad como colaborar en el uso de la aplicación desarrollada por nuestra universidad (Cola.cu), que establece el control de la frecuencia de visitas que tienen los clientes en las colas, en este sentido hemos colaborado en la capacitación a los trabajadores en las tiendas, para explicarle a los que están comprando directamente”.

Como bien explica el joven diputado los universitarios no se han contentado con hablar en voz alta a una larga fila de personas, llamar la atención a los que incumplen con el distanciamiento físico, además le han incorporado  conocimientos, habilidades, como lo demuestra la aplicación cola.cu, cuyo objetivo es enfrentar a los que acaparan productos de primera necesidad.

 “La aplicación cola.cu tiene la finalidad de registrar al cliente que está comprando a través de su carnet de identidad y crea una base de datos. Al final del día toda la información se unifica provincialmente y después se comparte para cuando vuelva a abrir la tienda se tenga el registro de compra y se conozca a los reincidentes”.

Cola.cu ha permitido también corroborar el cumplimiento de la medida aplicada desde el 1 de septiembre, de prohibir la compra fuera del municipio de residencia.

Díaz Pereira alega que el enfrentamiento a la COVID-19 no ha sido solo tarea de los universitarios de la CUJAE, una sola juventud sin distinción de casas de altos estudios ha interactuado con la población, creciéndose con el aprendizaje diario.

“A veces encontramos personas que como consecuencia de la situación, no son agradables que uno desearía, pero en su mayoría la población se ha mostrado agradecida, se ha mostrado orgullosa de su juventud. Podremos encontrar algunas que no son positivas pero también de eso se aprende, de cómo lidiar, de cómo tratar a una población que está en crisis, afectada emocionalmente”.   

De alto valor para su formación califica el dirigente juvenil las tareas que han desempeñado.

“Hemos ayudado al anciano que no tiene como llegar, a esa autoridad del Partido y el Gobierno que tiene mucha responsabilidad y encuentra en el joven un aliado para chequear, cumplir las tareas. Para nuestros jóvenes también es un proceso de crecimiento, primero porque está directo con la población, porque vives un experiencia que a lo mejor desde la perspectiva individual no la puede ver, vemos el rostro de la persona agradecida, realmente después de esto somos mejores personas y más revolucionarios”.

Sin dudas la COVID-19 con sus saldos negativos ha sido escenario para probar a una juventud que se había mostrado en la tribuna, en las redes sociales, en el estudio pero ahora en este momento histórico ha acompañado al Partido, al Gobierno y al pueblo, siendo protagonistas y no espectadores, así lo demuestra Danhiz Díaz Pereira.

 

 

 

 

You have no rights to post comments