Radio Trinidad en la Historia: 82 años de una radioemisora

Pizzera Sede De La Antigua CMHTTransitaba la difícil década de 1930 del pasado siglo XX marcada por una precaria economía, solo se fabricaba azúcar en el otrora Central Trinidad Sugar Company o FNTA, en tanto sucedían los distintos Gobierno de turno, desempleor, total abandono de la salud pública, la educación y la cultura, así como falta de comunicación por vía terrestre al no existir carreteras que comunicarán a la tercera villa de Cuba entre Cienfuegos y Sancti Spíritus. En tanto todavía no existían la televisión para comunicar las noticias, promover programas musicales y de otra índole.

En ese contexto el estudioso amante de la historia Manuel de Jesús Bécquer Medina hombre inteligente, y Fernando Soto de Valle Guinart (Manolo y Kiki), junto al cerebro cuatrimotor Luis Puig Novoa, (Perucho) fomentan la idea de crear en Trinidad una emisora. Así logran instalar la CMHT, el 12 de junio de 1938, con una inversión monetaria de 3 500 pesos. Salió al aire en onda larga por la frecuencia de 990 kc y para su identificación se utilizó la pieza de Ernesto Lecuona,”Lamento Indio”.

Coincidentemente ese día visita la actual Ciudad Museo del Mar Caribe el Gobernador de Santa Clara Elio Fileno de Cárdenas, quien se traslada a la misma por ferrocarril y recibe una grata acogida de los lugareños. Entre los objetivos de su estancia era develar una tarja expuesta por mucho tiempo en la Plazuela del Jigüe donde Fray Juan de Tesín ofició la primera misa de navidad en 1513.

También su estancia coincidió con la inauguración  la referida emisora sita en el sitio que ocupó la farmacia privada La Santísima Trinidad del señor Ubaldo  Hernández Yánez , antigua Cafetería  Central, en el edificio que después ocuparía la Pizzería Tosca, cerca del entonces Ayuntamiento local, hoy Asamblea Municipal del Poder Popular y frente a la Plaza Carrillo convertida en parque Carlos Manuel de Céspedes en honor al Padre de la Patria, en el mismo centro comercial compuesto por tiendas, teatros y hoteles entre otras instalaciones.

En el discurso muy natural y encantador donde elogia los valores y autenticidad de la urbe, su prodigiosa joya arquitectónica, sus bellas mujeres, sus laboriosos, heroicos y honestos hombres protectores de su esplendor y progreso el cual llegaría al construir las carreteras hacia Topes de CollantesSancti Spíritus y Cienfuegos, palabras que publicó el periódico local Actualidad.

“… Trinidad por el esfuerzo de sus hijos volverá a ser la ciudad más rica de Cuba, lo que nunca debió dejar de ser “La Sultana del Caribe…”.

De acuerdo con el investigador e ingeniero José Antonio Pérez Menéndez , la emisora promovía una programación novedosa para la época, totalmente en vivo, su tema de presentación era una extraordinaria pieza musical titulada “Lamento indio”, autoría de Ernesto Lecuona, e interpretada entonces por Nelson Eddy y Yaneth Mc Donald, la cual se mantenía en la preferencia de los amantes de la música nacional y extranjera, Diseminadas por el parque y otros sitios de la localidad existían equipos de audio que permitían la escucha de la señal en  los barrios de la PopaLa Barranca y el Pin Pa, pues en esa época Trinidad era muy silenciosa y tranquila.

Desde sus inicios, la emisora se caracterizó por divulgar concursos culturales y sobre todo aquellos destinados al mejoramiento de sus propias emisiones. La recaudación que recibían formaba parte de las colaboraciones de los “negocios” de la localidad, lo que contribuyó a formar la Sociedad Radiofónica de Trinidad, encargada de la explotación de la planta de radio, reparación de equipos tecnológicos y también de los comerciales.

De 7 de la noche a nueve en la parrilla incluía anuncios comerciales de productos como cervezas, los medicamentos de las farmacias, fallecimientos de vecinos de la ciudad, los servicios de los médicos privados, de los mercados, peleterías, tiendas de ropa y de productos industriales entre otros establecimientos los cuales alternaban con segmentos de música grabada con géneros del danzónsones y guarachas auténticos de la región y de nuestra nación.

Entre nueve y diez p.m. se enlazaba en vivo con la capital del país para trasmitir la revista la “Llave del aire” de la planta habanera COCO la cual gozaba de gran audiencia al situar al aire la radio novela “Chan Li Po” (el detective chino), con una duración de cuarenta minutos, después en los restantes veinte minutos se radiaba lo más popular del quehacer de las orquestas de ese momento.

Perucho
Luis Puig Novoa, (Perucho), uno de los artífices de Radio Trinidad, junto a su nieto Carlos Luis Sotolongo. Foto tomada del perfil de Facebook de Carlos Luis.

Posteriormente en el horario nocturno de 10 a 11 la programación de variedades similar a la Corte Suprema del arte, pero con sabor trinitario y una típica señal recreativo- cultural acorde con los auténticos usos, costumbres y tradiciones de quienes poblaban la otrora villa, se cuentan las orquestas de Machín y  Pepillito Echerri, estas amenizaban en vivo y acompañaban a los artistas profesionales y aficionados del patio, si ejecutaban correctamente los temas musicales seleccionados  se les pagaba dos pesos una fortuna para esos tiempos, si lo hacían mal la agrupación actuante salvaba el espacio con números de su repertorio.

Asimismo, al final de la tira radial como relleno de la CMHT se promovían las inquietudes de los cultivadores del pentagrama y de otros géneros artísticos, fueran aficionados o profesionales. Existían además secciones de sketch cómicos, donde los actores cantaban, bailaban, hacían chistes, se vestían al estilo del teatro bufo como el negrito pintado, el gallego y las mulatas, así como el actor Julito Valdivia, Manolo Ferrer, quien hizo el monje loco; el versátil Pedro González Nochea cantante improvisador y humorista todos sin academia, pero en realidad multifacéticos en el mundo del arte.

El colectivo pequeño pero muy profesional, algunos con dotes de multioficio estaba compuesto por Manolo Bécquer, director general, jefe técnico Fernando Soto del Valle, una secretaria- oficinista que contribuía a organizar el set, controlaba el personal, así como un segundo jefe técnico Luis Soto del Valle, los locutores masculinos todos eran Arturito MedinillaMonguito Cruz y Miguel CanteroAníbal Menéndez Villafaña, dos operadores de la planta o de audio Pilades Alomá y Rafael Gallardo y de Castro, tres empleados extras para las visitas al campo, labores de reparaciones y mantenimiento , uno de ellos Perucho Puig Novoa, hombre abnegado e inteligente, el cual atesora con lucidez extraordinaria 97 años de edad.

104210115 281766019616085 3646735962424650007 N 550x355
Tarja colocada en 2007, en la fachada del edificio donde surgió Radio Trinidad, por la Empresa Radiocuba.

También los artífices radialistas colaboraban para que la CMHT desempeñara una triple función, algo novedoso y único. Al no percatarse sus dueños de la imperante situación económica, la cual les impediría recuperar el capital invertido en la propia emisora, entonces preparan un local para la reparación y venta de efectos electrodomésticos. Para comercializar en las zonas rurales trasladaban plantas eléctricas y radio receptores de baterías que enseñaban a sintonizar a los campesinos el nuevo descubrimiento que comunicaba la voz a través del éter.

El perspicaz equipo realizador se convirtió en pionero del control remoto al trasmitir con mucho esfuerzo juegos de beisbol de las novenas sureñas mediante un micrófono ubicado en el terreno de pelota conocido como ·El Barracón”, área donde luego se edificó la Escuela de Artes y Oficios, y en la actualidad funciona la escuela primaria José Mendoza García.

Del mismo modo trasmitían en vivo las fiestas del San Juan Trinitario o carnavales, así como los concursos pro mejoramiento artístico los cuales se celebraban en el teatro La Caridad con el propósito de descubrir nuevos talentos y elevar la calidad de los intérpretes locales. Estos eran muy populares y los financiaban las tiendas de ropa, las Fábricas de Cigarros y de Tabaco, Se realizaba una eliminación diaria, semanal y mensual y anual.

Es de mencionar la inusual presentación de una humilde mujer autodidacta que sin nunca haber recibido instrucción académica majestuosamente acompañada al piano interpretó la obra “El brindis de la traviata”, la cual con su talento conmovió a la audiencia al deleitarlos pese a su evidente pobreza, se trataba de Francisca Sánchez, cariñosamente (Panchita). Esta, con el apoyo que recibió para mejorar su imagen incluido el vestuario, fue invitada muchas veces para ofrecer sus encantadoras canciones.

104214187 281763739616313 4856508769414659252 N 550x309

Otra de sus anécdotas fue la idea del” Hombre misterioso”, el cual en contubernio con el director de la emisora recorría las tenebrosas calles vestido con una capa negra que ocultaba su rostro, tocaba a las puertas de las casas, sus moradores en ocasiones se asustaban, pero este bondadosamente entregaba como regalo billetes de lotería. Este personaje que nadie nunca descubrió fue el ilustre (Perucho Puig).

Desde los micrófonos de la CMHT fueron numerosos los artistas que presentaban su arte al pueblo entre ellos talentosas figuras de la música tradicional trinitaria lamentablemente desaparecidos como Perico TéllezEvelio Rodríguez PlazaJusto PradoTito DíazCundo Gutiérrez y las representantes de las flores con alma entonces muy pequeñas como Nélida Pomares e Isabel Bécquer (La Profunda). También actuó el célebre músico y compositor trinitario Julio Cueva Díaz, autor del Golpe Bibijagua, tema que identifica la CMGA Radio Trinidad, y muchas obras.

La añorada CMHT fue víctima de la deplorable situación económica imperante en la República Mediatizada, por lo que fue obligada a concluir sus operaciones en 1941, cuando dejó de transmitir. Se traslada a un salón del Palacio Brunet. Hoy Museo Romántico de la ciudad. Allí quedó abandonada durante varios años.

En 1944, los hermanos ManuelHoracioRómulo, y Raúl Santana Padrón, ayudados por su padre Manuel Santana Díaz y la colaboración de Buenaventura Lemus Osorio, compraron la CMHT a la firma Bécquer y Valle en Trinidad, la que se mantenía desactivada. Realmente adquirieron el derecho de usar sus siglas y la frecuencia 990 kc, porque el equipo no contaba con las condiciones técnicas necesarias.

Entonces la CMHT, sale al aire como emisora comercial, sus nuevos propietarios los alquilaron por treinta pesos mensuales una casa en la calle Máximo Gómez, No. 149, frente al Paseo Norte, en Sancti Spíritus, el 11 de julio de 1945 con el nombre y lema” Radio Nacional, exponente de la publicidad moderna comienza a transmitir oficialmente y comienza a ganar audiencia para sus programas y logró conquistar la preferencia de los oyentes.

Desde el año 1951, la CMHT se traslada a la dirección que ocupa la esquina del edificio Cervantes, frente al parque Serafín Sánchez Valdivia, de la ciudad del Yayabo, donde permaneció hasta el año 1990. Ya desde 1962, la CMHT había adoptado el nombre de Radio Sancti Spíritus, identificación que mantiene al realizarse la división político-administrativa en 1976 y adquirir carácter provincial.

A partir del 19 de diciembre del 2000, la actual Radio Sancti Spíritus contemporánea en su tradición, retomó sus transmisiones las 24 horas con una programación recreativa-informativa de lunes a domingo.

A estas transformaciones se unió la creación de una red de emisoras en la provincia, con la inauguración de Radio Vitral el 18 de mayo de 1998 y la apertura de Radio Trinidad el 28 de diciembre de 1999, en ceremonia con la participación del Comandante Faure Chomón Mediavilla, dirigentes del Partido, y el Gobierno entre otras personalidades .

NOTA:

  1. Los primeros pasos de las transmisiones radiales se suscitaron en la Isla con la  emisora de radio PWX, establecida por la Cuban Telephone Company, el 10 de octubre de 1922  y luego el 22 de agosto de ese propio año con el nacimiento de la 2LC,  creada por el teniente  Luis Casas Romero, patriota ,músico y compositor cubano.
Comparte este contenido en tus redes sociales

Escribir un comentario

/component/jcomments/captcha/68835
Refescar