En Sancti Spíritus un verdadero palacio de la radio

Cuando conocí aquel terreno cubierto de piedras y espesura en las afueras de la ciudad, no podía imaginar que tres años después, el 29 de abril de 1990, se inauguraría en la Circunvalación S/N de la ciudad de  Sancti Spíritus la nueva instalación de la CMHT, a partir de 1999  CMGL, un verdadero palacio. Así puede definirse la instalación que hospedó a la radioemisora provincial, con sus áreas tecnológicas, de creación, de aseguramientos, a tal extremo de poseer una finca aledaña para el abastecimiento de productos agropecuarios para su comedor-restaurante.

Esta es la única instalación en el país, que, además alberga su transmisor matriz de onda media con su elevada antena en un terreno colindante, lo que facilita su operación. Admirando tanta belleza y mientras disfrutaba de la compañía de varios ejemplares de las avecillas que alegran con su canto el jardín y acompañan a los peces multicolores que bucean en un estanque, mi pensamiento se trasladó a los años iniciales de la década de los años veinte.

Se habría imaginado Frank H. Jones, electricista norteamericano, devenido administrador del Central Azucarero Tuinicú, que puso en antena las primeras señales de radio en Sancti Spíritus el 9 de marzo de 1923, ¿Cómo sería la radio del siglo XXI? La 6 KW conocida por la CUCU, estuvo en el aire hasta 1925.

Hurgando en la historia del medio en este territorio conocí que la primera radioemisora comercial surcó el éter en los 1 240 kc el 12 de noviembre 1933, con las siglas CMHB, y el nombre público de Voz del Yayabo.

El 11 de junio de 1938 quedó inaugurada la CMHT en la ciudad de Trinidad, dedicada a defender la cultura de la villa hasta 1941 que dejó de escucharse para resurgir el 11 de julio de 1945 en Sancti Spíritus, gracias al esfuerzo de los hermanos Santana Padrón, que la compraron y adquirieron el permiso de traslado. La CMHT creó así una atmósfera radial junto a la CMHB. En 1951 desapareció esta última, y su transmisor se convirtió en un repetir de la señal de Unión Radio Cadena Nacional. Es en este momento que la CMHT, conocida como Radio Nacional, se consolida como negocio único, con propósito fundamentalmente propagandístico.

Pero en la actual provincia de Sancti Spíritus se fundaron otras radioemisoras. Hacia 1952 se trasladó desde Placetas la CMHP para salir al aire con la denominación de La Voz de Sancti Spíritus. Su vida fue efímera y fue de nuevo instalada en Placetas. Gran alegría experimenté el 1 de diciembre de 2004 cuando participé en la inauguración de La Voz de Cabaiguán. Pensé cuánta justeza tenía este acto con el cual se le devolvía a este municipio la emisora de radio que tuvo a partir del 1 de marzo de 1947 y que más tarde, según cuentan los viejos trabajadores de la radio espirituana, brindó un inapreciable servicio en El Escambray en los últimos meses de la lucha insurreccional contra el dictador Fulgencio Batista.

También en 1952 salió al aire en Fomento la CMHX, de Eugenio Pérez Mena. Esta radioemisora también fue utilizada desde El Escambray como vehículo de información del Ejército Rebelde, con el que bajó victoriosa el 1ro de enero de 1959. La CMHX fue desactivada en 1962 como parte de la reorganización de la radiodifusión en aquel momento.

Los hermanos Modesto y Roberto Vázquez, en su afán de llegar a todo el país, ubicaron en 1954 una filial de Radiotiempo en Sancti Spíritus, radioemisora que estuvo en el aire hasta su desactivación en 1960.

Jatibonico también tuvo emisora de radio.

Fue inaugurada en 1957, con el nombre de Radio Jatibonico, acompañando su tema de la Bella Cubana de José White, la CMJJ, tenía un lema todo símbolo "Un río las separa y el sonido de la radio las une", refiriéndose al río Jatibonico, límite entonces entre las provincias de Las Villas y Camagüey. Finalizó su presencia en el dial en 1964, como consecuencia de la reorganización de la radiodifusión. En esta radioemisora comenzó su vida como periodista Ernesto Medialdea, quién posteriormente desarrolló un meritorio trabajo en la CMKC de Santiago de Cuba, y un japonés-cubano de apellido Matayhosi, con el que coincidí después, cuando era un destacado periodista de Radio Cadena Agramonte.

Hay que señalar que todas eran radioemisoras con equipos transmisores en mal estado técnico algunos, y todos de muy baja potencia, lo que obligó en aquel momento a utilizarlos como repetidores de las cadenas provinciales y nacionales unos, y a desactivar otros.

Los nuevos tiempos de la radio espirituana En 1960 la CMHT fue comprada por el Ministerio de Comunicaciones, y algunos de sus propietarios continuaron como trabajadores de la radio en Santa Clara y en Sancti Spíritus. En 1962 adoptó el nombre de Radio Sancti Spíritus, como radioemisora local de la provincia de Las Villas. Con la división político-administrativa del país en 1976, se convirtió en cadena provincial. Sus transmisores de onda media cubrieron más tarde toda la provincia, parte de la vecina Ciego de Ávila y el sur de Cienfuegos.

Desde 1987 comenzó a transmitir por frecuencia modulada para la ciudad de Sancti Spíritus por un pequeño transmisor de 10 W, que más tarde se amplió a 20 W y a partir de 1999 a 300 W. Es una de las primeras radioemisoras del país con su proceso de producción de programas digitalizado. El sistema radial del territorio espirituano lo completan Radio Vitral, en el municipio capital, Radio Trinidad, La Voz de Yaguajay y La Voz de Cabaiguán, en los municipios del mismo nombre, todas fundadas entre 1998 y 2004. Después, en Febrero de 2005 se inauguró Radio Jatibonico.

Hoy las radioemisoras de la provincia emiten 53 horas y media de programación diariamente, de las cuales más de treinta y cinco se originan desde la villa fundada por Diego Velázquez en 1514, la misma donde el río Yayabo, la Iglesia Parroquial, la guayabera y Pensamiento, página imperecedera del prolífero compositor Rafael Gómez, Teofilito, constituyen un perenne motivo de orgullo.

 

Comparte este contenido en tus redes sociales

Escribir un comentario

/component/jcomments/captcha/13322
Refescar