Cuba llora, murió su Rosita

La noticia por más que esperada no deja de sobrecoger a Cuba toda. Falleció, a los 97 años, la inigualable vedette Rosita Fornés, en la madrugada de este 10 de junio de 2020, según señala una nota divulgada por la Unión Nacional de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC)

 “Este 10 de Junio, ella, que "hace rato conquistó la cima de lo intemporal",  dio su paso final a la inmortalidad”, añade el mensaje. Cuba amanece triste; “hemos perdido a una gran artista, a una gran cubana, Que en Paz Descanse”.

Rosita Fornés acumuló varias décadas de experiencia en el arte, incursionando en la Opereta, la Zarzuela, la comedia ligera, el drama clásico, la revista musical, el Cabaret la radio, el Cine y la televisión.

 Trabajó junto a los más famosos actores y actrices de su época, como los argentinos Hugo del Carril, Luis Sandrini, Libertad Lamarque y Tita Merello; o los cubanos Rita Montaner, Maruja González, Zoraida Marrero, Bola de Nieve, Benny Moré, María de los Ángeles Santana y Esther Borja; y junto a los maestros Ernesto Lecuona, Rodrigo Prats, Adolfo Guzmán, González Mantici, o Armando Romeu.

 A los 15 años de edad, triunfó como cantante en La Corte Suprema del Arte, hecho que le abrió el camino a su debut como actriz en el largometraje Una aventura peligrosa (1939) dirigido por Ramón Peón, aunque su primer gran triunfo  fue con la obra  El asombro de Damasco, en 1941.

Fundadora de la televisión cubana, Fornés mereció numerosos reconocimientos, entre ellos el Premio Nacional de Teatro en 2001, Premio Nacional de Televisión en 2004, Premio Nacional de Música en 2005, Orden Félix Valera en 2005, y Orden del Mérito Civil de España, otorgado por el Rey Juan Carlos en 2011.

You have no rights to post comments