Portal de la Radio Cubana en Internet

Noticia Destacada

El General de Ejército Raúl Castro Ruz, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, recibió en la mañana de este viernes al compañero Ri Yong Ho, ministro de [ ... ]

Leer más...

Todos somos Guantánamo, todos somos Cuba (+Audio y Fotos)

Quizás usted nunca ha visitado la provincia de Guantánamo. No ha podido conocer las bellezas de la ciudad de Baracoa, ni transitar por el viaducto La Farola. Sin embargo, siente como si fuera en territorio propio los azotes del devastador huracán Matthew en la zona más oriental de Cuba.

Es que nuestro pueblo es solidario. ¿Cómo no serlo con tus propios hermanos, si esta Isla, en las más difíciles circunstancias, jamás ha dejado de brindar su solidaridad a otras naciones del mundo?

Por ello, a través de los medios de comunicación, desde todos los rincones del país los cubanos seguimos atentamente la trayectoria de este peligroso y potente fenómeno meteorológico.

En la Ciudad Primada, fuertes marejadas producidas por rachas de vientos de hasta 200 kilómetros por hora y penetraciones del mar con olas de hasta siete metros de altura causaron daños severos.

Las imágenes conmueven, pero nos aliviamos cuando sabemos que el oriente cubano se preparó para la embestida de Matthew y protegió lo más preciado, la vida de sus habitantes.

Viviendas sin techos, balcones de edificios destrozados, caída de árboles, de postes eléctricos y la hermosa zona del malecón, arrasada. Así los colegas reportan el panorama desde las redes sociales, la radio y la televisión.

Pero en la provincia los guantanameros no están solos. Desde antes del azote del huracán, especialistas de las Empresas Eléctrica y de Telecomunicaciones (ETECSA) de la región occidental, viajaron al otro extremo del archipiélago para ofrecer su aporte a las tareas de recuperación.

Y desde el centro del país, los primeros en brindar su contribución fueron los agricultores, quienes enviaron toneladas de productos para garantizar el suministro de alimentos a la población más oriental de la isla.

Toda Cuba expresa su solidaridad con las zonas afectadas por el huracán. Fue una noche larga para los guantanameros, especialmente para las personas que vivieron directamente el paso de Matthew.

Pero, desde La Habana, Camagüey o la Isla de la Juventud, desde cualquier lugar del territorio nacional los cubanos mostramos nuestra preocupación. No importa que usted jamás haya visitado Guantánamo, no tenga familiares allí o que jamás haya transitado por el impresionante viaducto de la Farola. Es que todos somos Guantánamo. Todos somos Cuba.

Escuche el reporte en audio de la periodista Angélica Paredes López, de Radio Rebelde:

 

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Huracán Matthew | Vista satelital

____________________________________

Durante el paso de un huracán o ciclón

  1. No permanezca en lugares con riesgo de inundación o de derrumbes.
  2. Protéjase en hogares seguros, con techos de placa.
  3. No transite por calles con cables caídos. 
  4. Mantenga la calma y confíe en las autoridades locales de la defensa civil.
  5. Si transita en un auto y es sorprendido por el huracán trate de estacionarse lo más lejos posible de árboles, ríos o zonas de inundaciones.
  6. Durante el paso de un huracán no siga conduciendo en su auto, mejor es estacionarlo.
  7. Si está dentro de su hogar, no abra  puertas ni ventanas ante fuertes vientos y torrenciales aguaceros.
  8. No salga a la calle durante el paso del huracán,  manténgase protegido en su casa o en los centros de evacuación.
  9. Si su casa se ve afectada durante el huracán, mantenga la calma y procure  trasladarse a un lugar seguro, donde no corra riesgo su vida.
  10. Ante la falta de fluido eléctrico, si tiene teléfono fijo, manténgase informado con Radio Reloj a través del canal telefónico 080073565.
  11. Ante  rachas y vientos fuertes, manténgase alejado de las ventanas y puertas de cristal. 
  12. No cometa indisciplinas que de alguna manera pongan en peligro su vida.
  13. Evite caminar por las áreas inundadas y aunque el nivel del agua sea bajo, no se confíe, ya que puede aumentar súbitamente y desarrollar una velocidad peligrosa.

Instituto de Meteorología de la República de Cuba