La radio y la grabación de la Marcha del 26 de Julio

El 15 de febrero de 1957,  el movimiento clandestino en La Habana realizó una memorable acción de propaganda en la emisora Radio Cadena Habana, situada entonces en la calle San José No. 104, entre Prado e Industria, en los bajos del Centro Gallego. 

Ese día se llevó a cabo, después de condiciones insólitas, la primera grabación de la Marcha del 26 de julio, de la autoría de Agustín Díaz Cartaya, uno de los asaltantes al Cuartel de Bayamo, en 1953.

Varios días antes de esa fecha, Carlos Faxas, destacado combatiente clandestino y director del Cuarteto Musical que tenía su nombre, propuso a Faustino Pérez, Jefe del Movimiento 26 de Julio en La Habana, la idea de componer un himno dedicado a la organización, recibiendo como respuesta que ello no era necesario por existir el mismo, o sea, el creado por Díaz Cartaya y que solo hacía falta proceder a su grabación.

Después de esta conversación los hechos transcurrieron con rapidez. El combatiente Gilberto Aldanás, cantante del referido cuarteto recibió un mensaje de Faustino para que coordinara con Faxas la grabación a realizar.

A los pocos días, Faxas pudo obtener la letra y la música de la Marcha a través de un contacto del Movimiento en Santiago de las Vegas, y se dispuso a seleccionar los artistas que debían participar en la grabación.  Mientras, Aldanás  gestionaba el local para ese objetivo, se desechó la primera opción que era utilizar un estudio de la CMQ Televisión y para lo cual había hablado con Amaury Pérez, director de programas.

Para evadir la vigilancia policíaca los ensayos eran realizados por los hombres en el auto de Faxas con los cristales subidos.  Y las mujeres lo hacían en la Ermita de Monserrat,  en las afueras de la capital.

Finalmente, las gestiones para la utilización del estudio fructificaron cuando se habló del asunto con Francisco Vilalta (Paquito), responsable de la célula del Movimiento en Radio Cadena Habana.  Al administrador de la emisora se le dijo que el uso del local sería para una grabación comercial del entonces famoso cuarteto de Carlos Faxas, lo que dicho funcionario valoró de manera favorable por lo que supuestamente podía representar como propaganda en beneficio de la emisora, y de sus intereses. 

Para mayor seguridad se acordó hacer la grabación al final de las transmisiones del día 15 de febrero, entre las 10:00 y las 12: 00 de la noche.  Horas antes, Faustino Pérez se había reunido con el colectivo artístico manifestándoles a sus integrantes la importancia que tenía para la Revolución la misión que se les había encomendado.

Un hecho desconocido por Faxas y sus compañeros pudo poner en peligro el plan previsto ya que en los altos de la emisora se hallaba la esposa del tirano participando en un acto social de connotación política.  Existía en el edificio y sus alrededores una fuerte vigilancia de los cuerpos represivos.  Sin embargo, ello no impidió la llegada a la emisora de Faxas y sus compañeros, al actuar todos con la mayor naturalidad y expresar a los uniformados que eran esperados en la emisora para una grabación musical.

El otro incidente inesperado ocurrió cuando el administrador de la planta radial hubo de mostrar un vivo interés por escuchar la grabación que haría el cuarteto.  Esto obligó a poner en práctica una iniciativa de Aldanás de cantar casi todo el repertorio musical de la agrupación hasta que el funcionario se cansara y abandonara el local. 


Agustín Díaz Cartaya fue el compositor de la que hoy es una Marcha de Combate, La Marcha del 26 de JulioAgustín Díaz Cartaya fue el compositor de la que hoy es una Marcha de Combate, La Marcha del 26 de Julio


Fue larga la espera, hasta que se logró la ausencia del susodicho administrador, pasándose de inmediato a los ensayos necesarios, y finalmente, a la grabación, la que se hizo primero en cinta magnetofónica y con la matriz se sacaron once placas de acetato.

Días después del cumplimiento de la misión, Carlos Faxas sería detenido y torturado con saña en la 5ta. Estación de Policía acusado de participar en un sabotaje a la Feria Ganadera de Rancho Boyeros.  Liberado por las denuncias a su favor que se establecieron en distintas emisoras radiales, y en lo cual fue sumamente importante la gestión de Aldanás,  Faxas se vio en la necesidad de viajar al exilio. 

En Miami recibió de Aldanás dos copias de la Marcha del 26 de Julio, siendo una de ellas enviada por los canales del Movimiento, a la emisora de la organización Radio Indio Azul, en Venezuela, desde donde se hizo llegar a la Comandancia del Ejército Rebelde, en la Sierra Maestra.

Fue así que la Marcha del 26 de Julio pasaría a ser la identificación de Radio Rebelde fundada el 24 de febrero de 1958 por el Comandante Ernesto Che Guevara.


Vea además:

Carlos Faxas: operación secreta en Radio Cadena Habana (+video)

 

Pin It

Doctores Rolando Álvarez Estévez y Marta Guzmán Pascual

  • LIBRO DIGITAL: Del Caribe, de Cuba. Una aproximación.
    Partes: I | II | III | IV | V | VIVII | VIII | IX