Una marcha de unidad, convicción y victoria

Es otro Primero de Mayo, Día Internacional de los Trabajadores. Como cada año, las cubanas y cubanos iremos en marcha apretada a desfilar por calles y plazas de cada rincón de nuestro país a manifestar una vez más – y con mayor fuerza ante tanta bulla agresiva imperial – nuestro apoyo resuelto a la Revolución iniciada por Céspedes y culminada por Fidel, al Partido de vanguardia que nos dirige, a Raúl, Díaz-Canel y a nuestra Constitución ya en marcha.

Suenan ensordecedores tambores de guerra que abarcan desde el terreno mediático hasta el económico, político y sus preconizadores no descartan la opción bélica, esa que el mundo desprecia y que hoy pretende ensangrentar a Nuestra América, declarada desde hace años por la CELAC como zona de paz.

El imperio y sus servidores no aceptan la convivencia pacífica y civilizada. Nuestros pueblos abogan por el diálogo e insisten en él sobre la base del respeto a la soberanía de cada Estado. Es una realidad triste contemplar cómo la ambición y el disparate ponen al mundo al borde de una confrontación que no se sabe cómo pudiera terminar.

El 1ro de Mayo, jornada que cada año festeja el pueblo cubano es, a su vez, ocasión para reafirmar el principio irrenunciable de soberanía nacional y el sagrado derecho a construir la Patria que todos queremos. Somos un país amenazado desde hace décadas; hemos resistido con hidalguía. Ahora que al actual Presidente de los Estados Unidos se le ocurre activar el título III de la Ley Helms-Burton, sabemos que la saña será aún mayor contra nosotros.



Refiriéndose a tan descabellada decisión, la cual afecta la soberanía no solo de Cuba, sino de muchos otros países, incluyendo empresas estadounidenses que comercian con Cuba, el compañero José Ramón Machado Ventura, Segundo Secretario del Comité Central del Partido expresó en la Clausura del recién concluido Congreso de la CTC: “Durante más de dos décadas, los presidentes de Estados Unidos, sin excepción, aprobaron mantener dichas restricciones. No los guió principalmente el deseo de evitar más perjuicios a Cuba, sino salvaguardar los intereses de su propio país y no dañar sus relaciones internacionales. Pero eso sería demasiado pedir a la actual administración estadounidense, aconsejada además por los peores dinosaurios de la política imperialista”. (*)

La recién intentona golpista contra la hermana República Bolivariana de Venezuela no deja espacio para otra idea que difiera de un proceso demencial y destructivo, tanto contra un pueblo que como Cuba tiene el derecho de labrar su propio destino, como en contra de la integración latinoamericana, herramienta necesaria para la definitiva emancipación del hemisferio y la edificación de una fórmula de desarrollo complementario, independiente y sostenible.

La administración Trump arremete contra toda lógica, pretende que las manecillas del reloj de la historia den marcha atrás, como aquellos tiempos pretéritos de sumisión a la que nuestros pueblos fueron confinados. Mas, la realidad es otra; pese a todos los peligros y riesgos a asumir, América Latina está en marcha. A pesar de las escaramuzas de la ultraderecha, aupada con las “fake news” prefabricadas en los laboratorios de inteligencia imperial, sus aparentes logros no son otra cosa que victorias pírricas ambulatorias. Los pueblos latinoamericanos irán reordenando su camino hacia la soberanía, y es preciso mantener prendida la luz de la verdad en todo momento.

El 1ro de Mayo del 2019 será histórico en Cuba. Todo nuestro pueblo, como una sola fuerza, manifestará su repudio a la agresión, el chantaje y la fanfarria guerrerista imperiales.

El mundo civilizado, la gente noble y buena del mundo están del lado de Cuba y Venezuela en este momento de improperios y amenazas.

El pueblo de Cuba hace suya la afirmación del compañero Machado Ventura cuando afirmó: “Seguiremos haciendo cuanto sea necesario para preservar la invulnerabilidad militar alcanzada por el país, mediante la aplicación consecuente de la concepción estratégica de la Guerra de Todo el Pueblo”. (**)

No nos intimidan más medidas punitivas económicas, ni la vieja verborrea belicista. Con las ideas de Fidel como nuestra más poderosa trinchera haremos frente a cuanta agresión se trame en contra de la Revolución y la Patria.

Esta es una marcha de Unidad, Convicción y Victoria. Seguros estamos de que vamos a seguir venciendo.

 

NOTA:

(*) (**) Discurso de José Ramón Machado Ventura en la clausura del XXI Congreso de la CTC. La Habana, 25 de abril de 2019 Publicado por Agencia Cubana de Noticias http://www.acn.cu/cuba/44217-discurso-de-machado-ventura-en-clausura-del-xxi-congreso-de-la-ctc

Pin It

Doctores Rolando Álvarez Estévez y Marta Guzmán Pascual

  • LIBRO DIGITAL: Del Caribe, de Cuba. Una aproximación.
    Partes: I | II | III | IV | V | VIVII | VIII | IX