Las dos caras

Allá por mi lejana infancia, cuando el pueblo sufría el desamparo y las consecuencias de una dictadura sangrienta, se escuchaba en voz de muchos resignados la frase “no hay mal que por bien no venga”. Naturalmente, se decía por evasión, pensando en un futuro prometedor que no llegaba nunca. ¡Grave error que se cometía hasta el 1ro. de enero de 1959! cuando de verdad sí apareció la justicia social.

Y por estos días tan peligrosos y complejos, donde el ensañamiento y el egoísmo pretenden destruir todo lo bueno logrado por dos pueblos hermanos como el bolivariano y el martiano, se nos revela la misma frase, ya con un significado de justa rebeldía, dignidad y patriotismo, convencidos de que el bien SÍ vendrá inexorablemente porque lo están demostrando con creces tanto Venezuela como Cuba. Es un imperativo y un deseo vehemente por cumplir con Bolívar y Martí.

Hoy, aquella hermana derrota otro intento de golpe de estado para  aplastar a la revolución bolivariana, la misma que ha dado un ejemplo de patriotismo sin par, logrado con serenidad e inteligencia y, por sobre todo, porque cuenta con el apoyo de su pueblo.

Tales características son las que han demostrado al mundo el verdadero cuerpo de la maldad, desgarrando su piel de falsa democracia para esconder tras ella las más viles intenciones de egoísmo. Se demuestra también lo que verdaderamente importa a estos partos indignos de la humanidad,  no otra cosa que el poder y el dinero, el petróleo, el gas,  el oro y otros recursos naturales; y por sobre todo servir en bandeja de plata a los gringos perversos para que sigan su carrera tenaz por la injusticia.

Del tal Guaidó, o White Dog, como le dicen en el propio norte, no hablo porque su actitud de payaso de alquiler será la misma que lo lleve al gran corral de la infamia. Lo que sí está muy claro es que se ha cumplido con la fórmula macabra de gobierno yanqui-oposición- y lacayos del mismo patio.

Y por Cuba queda mucho por decir si de patriotismo y valores humanos se trata, porque ha sido fiel con su socialismo, su perseverancia en construir una patria en donde la justicia social prevalezca; que no se rinde ni rendirá jamás, que quiere continuar la senda que trazó Fidel; y mucho más, mantener el internacionalismo verdaderamente humano.

Objetivos a los que jamás renunciaremos, aunque caigan rayos y centellas; a pesar de los propósitos de la Helms-Burton, la repulsiva doctrina Monroe y los deseos  del “honorable” quinteto de la muerte. Y ahora el payaso peligroso de Trump amenaza con un bloqueo total que traerá más sufrimiento al pueblo, y que por supuesto tampoco tendrá éxito, porque no acaban de entender que las mujeres de este pueblo son de verdad y no de oropeles; y sus hombres llevan muy bien puestos sus atributos sin miedo.

“Los Estados Unidos parecen destinados por la providencia para plagar de miseria a nuestra América en nombre de la libertad”. Simón Bolívar.

“Antes de cejar en el empeño de hacer libre y próspera a la patria, se unirá el mar del sur al mar del norte, y nacerá una serpiente de un huevo de águila”. José Martí”

Pin It

Doctores Rolando Álvarez Estévez y Marta Guzmán Pascual

  • LIBRO DIGITAL: Del Caribe, de Cuba. Una aproximación.
    Partes: I | II | III | IV | V | VIVII | VIII | IX