La ley de Reforma Agraria, victoria de la Revolución cubana

La firma por el Comandante en Jefe Fidel Castro, en plena Sierra Maestra, de la primera ley de Reforma Agraria, el 17 de mayo de 1959, se convertiría en uno de los acontecimientos políticos y sociales más importantes a solo cinco meses del triunfo de la Revolución. Fue el golpe mortal al latifundio en Cuba, uno de los males más destructivos que perduró durante todo el proceso capitalista en la mayor de las Antillas.

En la citada fecha, grandiosa y a la vez inolvidable, se rindió homenaje y respeto al campesinado cubano, una de las clases sociales más explotadas por los distintos gobiernos.  La ley de la Reforma Agraria no solo afectó a los latifundistas cubanos sino de manera particular a importantes monopolios yanquis como la United Fruit Company. Antes de aquel hecho trascendental solo 1.5 % de los propietarios disponían de más del 46% del área nacional ocupada por fincas.

Así, desde la que fuera la Comandancia del Ejército Rebelde, en la Plata, Sierra Maestra, los locutores Jorge Enrique Mendoza y Eddy Martín, transmitían el acontecimiento a través de la emisora Radio Rebelde para toda Cuba, dando a conocer todos los artículos de la mencionada ley.



Se concretaban varios meses de trabajo por una comisión dirigida por Fidel, e integrada por Vilma Espín Guillois, Ernesto Guevara de la Serna, Alfredo Guevara, Oscar Pino Santos, Antonio Núñez Jiménez y el doctor Segundo Ceballos.

El Comandante Ernesto Che Guevara al referirse a aquel momento histórico expresó:

Hoy se ha firmado el certificado de defunción del latifundio.  Nunca creí que pudiera relacionar mi nombre con tanto orgullo y satisfacción con el documento necrológico de un paciente que ayudé a enterrar”.

En realidad, el Che no podía olvidar su experiencia en Guatemala durante el gobierno de Jacobo Arbenz, cuyo programa social defendió con las armas en la mano y que contemplaba la aplicación de una Reforma Agraria impedida de concretarse por una artera agresión mercenaria organizada, financiada y dirigida por el imperialismo yanqui.

Aquel 17 de mayo de 1959 Fidel firmó los títulos de propiedad de la tierra a unos 150 mil campesinos que realmente la habían trabajado.  Sería la campesina Eugenia Blet, de la hacienda Nuevo Río Toa, de Guantánamo la primera en recibir el título de propiedad de manos del Comandante en Jefe.



La ley  de la fecha señalada fue complementada con una segunda ley, el 3 de octubre de 1963, la cual fijó como tope máximo de propiedad individual cinco caballerías, es decir, 67 hectáreas de tierra.

Sin lugar a dudas, el paso político más decisivo dado por la Revolución a solo cuatro meses y medio de la toma del poder, fue la firma de la primera ley de Reforma Agraria.  Sería el hecho determinante para que el gobierno estadounidense, presidido por Einsenhower, se decidiera a derrotar por todos los medios a la Revolución Cubana, al verse afectados poderosos intereses económicos yanquis.

Pin It

Doctores Rolando Álvarez Estévez y Marta Guzmán Pascual

  • LIBRO DIGITAL: Del Caribe, de Cuba. Una aproximación.
    Partes: I | II | III | IV | V | VIVII | VIII | IX