Trump: un discurso propagandístico y hostil

En medio de un panorama altamente polarizado y con la campaña electoral ya en marcha, el presidente norteamericano, Donald Trump, se dirigió al Congreso en su discurso anual sobre el Estado de la Unión, que poco aportó y si reflejó la creciente hostilidad del mandatario en política exterior, que tiene en Venezuela, Cuba y Nicaragua su climax.

Optimista, luego de su victoria en la asamblea republicana de Iowa en la carrera hacia su reelección y la esperada absolución del juicio político en su contra, el mandatario volvió a enarbolar el tema económico como uno de los principales avances de su gobierno.

Pero lo cierto es que la economía de Estados Unidos no cumplió en 2019 las estimaciones de crecimiento del 3 por ciento fijadas por su gobierno, a causa en gran parte a las tensiones comerciales con otros países que deterioraron los volúmenes de inversión de las empresas.

Los aranceles a productos de China y Europa han significado dificultades en el suministro y elevado los precios, lo que, de acuerdo con los analistas, ha sumido en la incertidumbre a muchas empresas.

Aunque el país norteño exhibe hoy una de las más bajas tasas de desempleo, no se puede decir lo mismo de la desigualdad, que bajo el mandato de Trump se ha disparado, a pesar de lo que diga el presidente.

En su discurso también volvió a arremeter contra la inmigración, contra la cual ha desarollado una política de mano dura que ha llevado a la separación de familias y a la detención incluso de menores, en condiciones pésimas.

También reiteró sus ataques contra los gobiernos progresistas de Venezuela, Cuba y Nicaragua. Llegó incluso en una actitud prepotente y de irrespeto hacia el gobierno constitucional del presidente venezolano, Nicolás Maduro, a calificar de mandatario legítimo al cabecilla opositor Juan Guaidó, quien por demás fue invitado a estar presente en el hemiciclo.

Sobre Cuba se ufanó de haber revertido el acercamiento entre los dos países, iniciado bajo la gestión de Barack Obama y que catalogó como fallido, aunque sondeos de oponión han revelado que los estadounidenses están de acuerdo con la normalización de las relaciones.

Aunque rodeó su discurso de ciertos actos teatrales y de que no hizo referencia alguna al juicio político, la tensión que ha ocasionado ese proceso de destitución estuvo más que presente.

La creciente polarización existente hoy quedó más que clara. Trump arremetió contra los demócratas, y su discurso sirvió para exponer lo que podría ser su segundo mandato.

Más que tenso era el ambiente en el hemiciclo desde un principio, cuando Trump evitó responder al saludo de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, y esta rompió ante las cámaras de televisión la copia del discurso del mandatario.

Actuado y propagandístico, al tener como epicentro varios temas de reelección, fue el discurso del estado de la unión del presidente Donald Trump, que además mostró cuán fuerte es el enfrentamiento entre demócratas y republicanos.

 

 

 

 

Comparte este contenido en tus redes sociales
Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

Libro Digital

Doctores Rolando Álvarez Estévez y Marta Guzmán Pascual

  • LIBRO DIGITAL: Del Caribe, de Cuba. Una aproximación.
    Partes: I | II | III | IV | V | VIVII | VIII | IX