The Rolling Stones hicieron apoteosis en Cuba

Más de 800 mil personas salieron a las calles de La Habana este viernes para abrazar la historia del rock and roll, a través de un concierto sin precedentes, marcado por la huella legendaria de la banda The Rolling Stones.

La explanada de la Ciudad Deportiva, en la capital cubana, resultó pequeña para la multitud que abarrotó las calles aledañas y hasta subió a los techos de las casas para corear temas como Jumping Jack flash, Midnight Rambler y Gimme Shelter.

"Qué publico tan chévere", dijo su vocalista líder, Mick Jagger, y la multitud enloqueció. “La estamos pasando muy bien aquí en La Habana”, y el público entró de nuevo en la euforia.

"Gracias Cuba, por toda la música que le has regalado al mundo", expresó Jagger, quien habló en un excelente español durante todo el concierto.

Dedicó "a los cubanos románticos" Angie, uno de sus temas más melódicos y luego de desplegar una dosis de melancolía con Miss you, le aseguró a la inmensa multitud que eran unos "cantantes fantásticos".

También contó que comió arroz y frijoles y le encantó, pero lo más rico fue bailar rumba cubana en la Casa de la Música, confesó.

En Out of Control, el icónico cantante le sacó la melodía a su filarmónica y junto a Keith Richard en la guitarra demostró el poder de este dueto, que dicen no se lleva tan bien fuera de los escenarios.

Aquí están los Rolling Stones, esto es increíble, gritó Keith Richards y junto a Ronnie Woods cantó You Got the Silver, el primer tema grabado por los Rolling en que Richards interpreta la voz solista en exclusiva.

En Sympathy for the Devil, Jagger apareció sobre el escenario con una capa de plumas roja para desplegar toda su "maldad" entre el espectacular juego de luces. "Ustedes sí están en talla", dijo al concluir.

Si los solos de Richards y Woods encantaron a los asistentes al Concierto de la Amistad al escucharlos por primera vez en vivo, los frenéticos meneos de Jagger en el escenario -al borde casi de las convulsiones- pusieron a bailar a todos.

El Coro Entrevoces fue la única agrupación cubana que acompañó a los Stones en You Can't Always Get What You Want, mientras miles también se unían al estribillo.

En el final de su gira Olé Tour por Latinoamérica, "Sus Majestades Satánicas" -como también se denomina a la alineación británica- hicieron historia ante los miles de melómanos de esta tierra caribeña, quienes vibraron por una noche bajo letras y canciones mundialmente aplaudidas.

Cada estribillo prendió en los amantes del rock and roll y desde el gigantesco escenario, los Rolling Stones se despidieron de una marea brillante, donde miles de celulares y linternas se movieron al ritmo de Satisfaction, un verdadero clásico.

Antes de decir adiós, los cuatro miembros oficiales de una de las agrupaciones más famosas del mundo, se juntaron en el centro de la escena a mirar por última vez al público cubano, tras un show que duró más de dos horas.

A la histórica presentación gratuita, asistieron personalidades de la cultura cubana, así como también celebridades internacionales como el actor Richard Gere, la cantante Shania Twain y la modelo Naomi Campbell.     

Fuentes: Prensa Latina, Cubadebate y ACN/ Editor: Conrado Vives Anias.

 

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar

503 Service Unavailable

Service Unavailable

The server is temporarily unable to service your request due to maintenance downtime or capacity problems. Please try again later.