Destacan comunistas cubanos trascendencia de su Congreso

Gran emotividad le dio a la clausura del Séptimo Congreso del Partido Comunista de Cuba (PCC) la presencia del líder de la Revolución, Fidel Castro Ruz, en la proximidad de su 90 cumpleaños.

La delegada por La Habana, Lizette Sánchez, comentó que la entrada de Fidel en la jornada final del encuentro, algo deseado y sorpresa a la vez, fue un momento único y emocionante que sacó las lágrimas a todos los asistentes.

Acerca de los resultados, señaló que las expectativas que genera el Congreso hay que concretarlas con el trabajo y la aplicación de lo aprobado en todas las organizaciones de base.

El abrazo del Primer Secretario del Comité Central del PCC, General de Ejército Raúl Castro Ruz, a Fidel, ante los delegados, fue el más enternecedor de los momentos vividos durante la magna cita. Se sintió el justo y humano apego a la Revolución y el Socialismo, de los que ellos son símbolos.

Ante esa imagen, la delegada habanera María del Carmen Chávez manifestó que no pudo contener las lágrimas. Sobre la trascendencia del Congreso, apuntó que ha sido una expresión de la madurez política e ideológica del país.

En coincidencia con el aniversario 55 de la Victoria en Playa Girón concluyó este Congreso de intensas jornadas que han dejado resoluciones de gran importancia para la vida de la nación, en medio del proceso de actualización del modelo económico y social socialista.

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar