Desde la Radio un periodismo cercano al pueblo

Una de las frases que más se repite en Radio Rebelde asegura que "Cabemos en un bolsillo", en clara alusión a las posibilidades de este medio de comunicación para llegar a cualquier rincón llevando a los oyentes la información veraz, cada vez más actualizada e inmediata.

Y no albergo duda alguna de que si, en este mundo de adelantos tecnológicos que permiten escuchar música e incluso ver videos en cualquier escenario, la Radio sigue gozando de la preferencia del público, es no sólo por la música que difunde, sino también y sobre todo, por el caudal de informaciones que proporciona y permite estar actualizado del acontecer local, nacional e internacional.

Hace más de 20 años llegué a trabajar en una Emisora Municipal y soy de los pocos radialistas que del Departamento de Programación me trasladé a la Redacción Informativa ¿Qué me atrajo?.. La posibilidad real de reflejar la vida de la gente de la ciudad y el campo. Visitar una cooperativa, una industria, un hospital o una escuela y conversar con los trabajadores, divulgar sus logros, expectativas, anhelos y proyectos.

Hago, como muchos colegas de todo el país, un periodismo radial muy apegado a la localidad donde vivo, (el municipio de Florida, en la provincia de Camagüey) y reflejamos en nuestros programas las dudas e inquietudes del pueblo, hablamos de resultados, criticamos las ineficiencias; sabemos, y las investigaciones así lo demuestran, que tenemos en nuestro municipio, mayor audiencia que el resto de las emisoras provinciales o nacionales, que pueden escucharse en el territorio.

Esa preferencia responde, por encima de todo, al hecho de que el pueblo trabajador se ve reflejado en nuestros programas, y que si bien es cierto que la Radio no es la madre de todas las soluciones, si constituye un canal a través del cual pueden expresarse y socializar sus inquietudes y aspiraciones.

Una programación que se realiza "En Vivo" la mayor parte de las 16 horas de transmisión que nos fueron asignadas tiene además el mérito de abrir sus micrófonos a la población, no solo para los clásicos saludos y felicitaciones, porque tanto las revistas de variedades, como el programa de facilitación social “El Mensajero”, son tribunas en las cuales el público oyente puede expresarse.

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar