Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Cómo quisiera recordar si alguna vez la vi por estas calles; entonces era ella una joven de apenas 27 años que pudo atraer las miradas de muchachos de la época. Ella, por [ ... ]

Leer más...

Los impactos del huracán Harvey (+Fotos)

El huracán Harvey -la tormenta más grande que azotó al territorio continental de los Estados Unidos de América desde el año 2005- apenas está comenzando a ser estudiada por los científicos.

Nada como ese meteoro ha golpeado antes a EE.UU. El Servicio Meteorológico Nacional dijo que "Harvey" no tiene precedentes y todos los impactos son desconocidos y más allá de cualquier experiencia.

El administrador de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA), Brock Long, dijo que es probablemente el peor desastre en la historia de Texas.

Tres preguntas se ciernen sobre las consecuencias del huracán; ¿Qué tan grave ha sido el impacto a la infraestructura de petróleo y gas de Houston? ¿Hasta qué punto el cambio climático exacerbó esta tormenta? Y, finalmente, nacido de esos dos primeros, hay una última pregunta: ¿cuáles serán las consecuencias políticas?

Houston se proclama a sí misma  como la capital energética del mundo. Muchas de las empresas más grandes del sector de petróleo y gas, incluyendo Phillips 66, Exxon Mobil y Dutch Royal Shell, poseen enormes complejos de refinación a lo largo de la costa de la región del sur de Texas de cara al Golfo de México.

Allí, la industria petroquímica convierte el petróleo crudo y otras materias primas extraídas de todo el Hemisferio Occidental en gasolina y otros productos para ser enviados a regiones tan lejanas como Asia.

A partir del domingo 27, la Exxon cerró su refinería Baytown, la segunda más grande de los Estados Unidos. Lo mismo hizo Shell con su planta de Deer Park, y al menos cuatro terminales de exportación de hidrocarburos y gas en Corpus Christi detuvieron los envíos, según reportó la agencia Reuters.

Sin embargo, los impactos a largo plazo para el sector del petróleo y el gas, están aún por evaluar.

Un análisis de los efectos de las inundaciones a la industria petrolera de la Costa del Golfo de Texas, afirma que el agua salada del océano que penetra la instalación corroe rápidamente el metal y los componentes eléctricos críticos y contamina fuentes de agua dulce cercanas usadas para las operaciones.

Incluso las plantas que no están inundadas probablemente tendrían que cerrar porque dependen de la infraestructura vulnerable a las tormentas: redes eléctricas, tuberías, carreteras y líneas de ferrocarril.

Después de una tormenta de impacto directo el propio Canal de Barcos -una línea de vida crucial para las importaciones de crudo y las exportaciones de productos químicos de Houston- probablemente estaría lleno de escombros y toxinas, dijeron funcionarios. Tendría que ser limpiado antes de que los buques y los buques cisterna pudieran moverse con seguridad nuevamente.

Es posible que ya estamos viendo los primeros signos de algunas de esas consecuencias ambientales.

Y por supuesto que debido a su naturaleza sin precedentes, "Harvey" ha vuelto a abrir el debate sobre el vínculo entre el cambio climático y el terrible impacto de los huracanes. Pero sería erróneo concluir que el cambio climático "causó" esta tormenta.

"Atribuir un evento particular a cualquier cosa, ya sea el cambio climático o cualquier otra cosa, es una pregunta mal planteada", dijo el científico del clima del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), Kerry Emanuel, a Chris Mooney, quien literalmente escribió el libro sobre la conexión entre huracanes y cambio climático.

Ahora, la interrogante ¿El cambio climático causó a "Harvey"?, no es realmente la correcta. La mejor manera de enmarcar el pensamiento sobre la conexión es a través de la pregunta: ¿El cambio climático hace que las tormentas, como "Harvey", sean más probables?

En varios aspectos, la respuesta es sí. He aquí el por qué:

Un clima más cálido hace a las tormentas tropicales más húmedas. Los gases de efecto invernadero atrapan más calor en la atmósfera y el aire más cálido puede retener más humedad. Eso provoca, a su vez, tormentas para arrojar en promedio más lluvia. Un clima más cálido hace que las tormentas empeoren. El calentamiento global aumenta los niveles del mar a través de una combinación de uno-dos: Las temperaturas más altas derriten los glaciares, añadiendo más agua a los océanos, mientras que el calor extra se expande más que el agua"

En consecuencia, las aguas azotadas por un huracán, es decir, la oleada de tormenta, llegan más al interior de lo que de otra manera lo harían.

Un clima más cálido puede hacer que los huracanes sean más intensos. Por último, hay algunas investigaciones recientes cuyos resultados sugieren que la tormenta tropical promedio de ahora en adelante se espera que sea más intensa debido al cambio climático.

Dicho de otra manera: Los huracanes se formarán en el Golfo de México durante agosto con o sin emisiones de gases de efecto invernadero. Pero el cambio climático hace que esas tormentas sean más peligrosas.

"No podemos decir que el huracán Harvey fue causado por el cambio climático", escribió en el diario británico The Guardian, Michael Mann, un científico del clima en  la universidad Penn State. "Pero ciertamente fue empeorado por los efectos del cambio climático (...) Es nuestro deber moral hablar del clima", subrayó el investigador.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar