Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Cómo quisiera recordar si alguna vez la vi por estas calles; entonces era ella una joven de apenas 27 años que pudo atraer las miradas de muchachos de la época. Ella, por [ ... ]

Leer más...

El Che en mi memoria

Durante el proceso revolucionario de lucha contra la sangrienta dictadura batistiana el pueblo conoció por diferentes vías, y en especial por Radio Rebelde en la Sierra Maestra, los avances del Ejército Rebelde bajo la conducción del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz.

Ernesto Che Guevara, expedicionario del yate Granma, sería el primer combatiente ascendido a Comandante por Fidel, atendiendo a méritos demostrados como fueron su valor, inteligencia, prestigio en la tropa, y admirable disciplina.

Sobre él, Fidel Castro, máximo jefe del Ejército Rebelde expresó: “Era el primer voluntario para cualquier misión difícil, se caracterizaba por un extraordinario arrojo, un absoluto desprecio del peligro”.

Después de la contraofensiva del Ejército Rebelde, y con las armas ocupadas al enemigo, se conformaron dos columnas guerrilleras que invadirían de Oriente a Occidente llevando la guerra revolucionaria al territorio central de la otrora provincia de Las Villas.

La columna “Ciro Redondo”, al mando del Che, y la “Antonio Maceo”, bajo la jefatura del comandante Camilo Cienfuegos, tendrían que sortear numerosas dificultades, entre ellas el hambre, logrando burlar los cercos del ejército enemigo, así como la aviación.

Antes de llegar a sus destinos Fidel tuvo noticias de Camilo mediante emisarios e informes. Escaseaban las referidas al Che. Lo que produjo en la Comandancia del Ejército Rebelde, en la Sierra Maestra, una zona de incertidumbre.


EN AUDIO:  Archivo sonoro de carácter patrimonial de la Radio Cubana en la que se aprecia la voz del Comandante Ernesto Guevara (Che) alertando al Comandante Camilo Cienfuegos desde la planta de radiocomunicaciones "Atención Columna 2: Camilo Aqui está el Che"


A la Dirección del Movimiento 26 de julio en La Habana, llegó, al igual que a otras provincias, esa preocupación insistiéndose en obtener información sobre la columna del Che. En medio de las orientaciones que se impartieron llegó a suceder algo tan casuístico como inesperado. Sucedió en la emisora Cadena Oriental de Radio, ubicada en el piso 12 del edificio Odontológico (Hoy sede de la Facultad de Economía de la Universidad de La Habana).

Era normal observar cada día, sobre la 1 de la tarde la llegada de dos políticos batistianos, representantes a la Cámara, Borrell y Gallástegui, quienes por lo general gustaban hacer ciertos comentarios sobre la situación política del país, refiriéndose a supuestos éxitos de las fuerzas militares que combatían a los rebeldes en las montañas de la Sierra Maestra. Ahora algo sucedía, sus estados anímicos eran diferente, esquivaban hablar con algunos conocidos como en otras oportunidades.

El compañero José Medero Mestre (Pepe) radiotelegrafista, quien por su edad y forma elegante siempre en el vestir, además de su cultura, había logrado con el transcurrir del tiempo el respeto de los citados políticos. Era una vía para obtener información de primer nivel de la dictadura. Medero experimentado conspirador desde la lucha contra el gobierno de Gerardo Machado, era el jefe nacional de las Comunicaciones Clandestinas por Claves del Movimiento 26 de Julio.

Al verlos llegar, Medero se dirigió a Borrell diciéndole que lo veía muy preocupado, éste le contestó que había regresado del Buró de Prensa del Palacio Presidencial donde se informó de la llegada del comunista Guevara a las montañas de Las Villas.

Con mucha cautela y después de una despedida formal, Medero se dirigió al Centro de Transmisiones Clandestino del Movimiento, situado en la calle San Francisco 33, entre 10 de Octubre y Alejandro Ramírez, a un costado del hospital La Dependiente (hoy 10 de Octubre), en la barriada de el Cerro. Allí me hallaba junto al experimentado radiotelegrafista Cardet, conociendo ambos por Medero la importante información obtenida por él. De inmediato me orientó redactar un texto que no pasara de dos líneas. Así se hizo, y él lo cifró de inmediato con las claves autorizadas.

El texto del mensaje cursado a Fidel decía:

…Alejandro, el Comandante Guevara llegó al Escambray. Confirmado por fuente segura del batistato. Pepe”.

Después de una larga espera y pasadas unas dos horas de aquel momento se recibió la respuesta como confirmación, la que orientada por el Comandante Fidel Castro suscribió el capitán Orlando Payret:

Pepe, recibido mensaje. Viva la Revolución”.

Pasaron los meses y a los pocos días del triunfo de la Revolución nos reunimos con Payret. Allí estábamos con él, Pepe, Cardet y quien escribe estos recuerdos. Payret había integrado nuestra célula clandestina del Movimiento antes de subir a la Sierra Maestra y convertirse en el primer radiotelegrafista en la Comandancia de la Plata, en la Sierra Maestra.

En aquel encuentro de hermanos y de recuentos de distintas acciones revolucionarias vividas de conjunto, y en especial el mensaje remitido a Fidel sobre la llegada del Che a Las Villas, nos dijo Payret sobre esto último: 

“No saben la alegría que ví en el semblante del Comandante al recibir el mensaje de ustedes sobre el Che. Fue algo que no podré olvidar nunca”.

Casi al unísono contestamos: “Nosotros tampoco lo olvidaremos”.

(*) Dr Rolando Álvarez Estévez: Maestro de periodistas de la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC), Director de Música de la Radio Cubana.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar