Proyecto de Constitución: Ahora es cuando es

Dentro de tres semanas empezará en todo el país el debate del Proyecto de Constitución recién aprobado por el parlamento. El 13 de agosto, una fecha llena de simbolismo en el calendario político cubano, comenzarán las discusiones en la calle de un texto que pronto estará en las manos de todos.

Leerlo primero, razonarlo al detalle y proponer después, es la única manera que tenemos de ayudar a configurar el futuro deseado. Porque ese es el objetivo del debate público: desde lo colectivo conformar el porvenir de la nación a partir de la Ley de leyes.

Será otro momento trascendente para una democracia popular que ha crecido en los últimos 60 años al calor de la transformación más radical de la historia cubana. Porque desde la alborada de enero, el pueblo, esa gran masa redimida por la Revolución, determina el destino nacional, en un camino que hay que seguir ahora.

Moderno y avanzado, el Proyecto de Constitución tiene cambios sustanciales que superan lo meramente social.

Más allá de algo tan debatido y justo como la nueva conceptualización del matrimonio, un asunto cardinal es la nueva organización del gobierno, que pone mayores facultades en lo local, entendido eso como los municipios, al desaparecer el actual ente provincial.

Al mismo tiempo, el parlamento asume un protagonismo mayor en la gestión y control gubernamental.

No menos importantes son la limitación temporal al mandato presidencial o la aparición de la figura del Primer Ministro.

Todo eso, y mucho más, tendrá que ser discutido en las calles de manera franca y razonada.

Esa es una facultad cívica a la que hay que responder con aportes sustanciales, porque esbozamos el futuro de Cuba, y ahora es cuando es.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar