Portal de la Radio Cubana en Internet

Soledad de Mayarí a 60 años del Congreso Campesino en Armas

El Consejo Popular de Soledad de Mayarí Arriba, uno de nueve existentes en el montañoso municipio de Segundo Frente, en Santiago de Cuba, se distingue por tener una rica historia identificada en lo particular por ser el escenario, el 21 de septiembre de 1958, del Primer Congreso Campesino en Armas, celebrado en plena guerra contra la dictadura de Fulgencio Batista.

Para muchos que peinan canas por esos parajes de la Sierra Cristal, cada aniversario es un momento propicio para rememorar ese hecho histórico, considerado como un momento oportuno en que fueron razonadas sus reivindicaciones sociales, además de ser el más claro presagio de lo que sucedería unos meses después del triunfo revolucionario el primero de enero de 1959.

Este Consejo Popular, alto productor de café tiene una extensión territorial de 1 307 kilómetros cuadrados y una población de más de 2 201 habitantes. El campesinado de esta zona padecía la más terrible pobreza y explotación; en ellos estaba arraigada una fuerte tradición de lucha en contra de la miseria, la desigualdad social y el desalojo de sus tierras.

El arribo de las fuerzas del Ejército Rebelde a la región, donde nació el II Frente Oriental Frank País, dirigido por el entonces Comandante Raúl Castro Ruz, cambió totalmente la vida de los campesinos. Allí, no sólo se efectuó el Primer Congreso Campesino en Armas, sino también se realizó la firma de la Ley de impuesto, el Congreso Obrero Regional y el Seminario para maestros rebeldes.

Seis décadas marcan la distancia de ese trascendental evento, presidido por Raúl Castro Ruz y celebrado en el salón de baile perteneciente a Juan Clavel.

En ese histórico sitio más de 200 delegados de los campos cercanos y de otros territorios como Baracoa y Maisí, convocados por el mando del II Frente del Ejército Rebelde, denunciaron al régimen de la tiranía de Batista y confirmaron su alianza irrevocable con los revolucionarios.

El Congreso Campesino en Armas fue el escalón más alto de la organización del campesinado en esta zona y constituyó un elemento imprescindible para garantizar la unidad del campesinado y el apoyo incondicional al Ejército Rebelde. Su masividad y lucidez fueron consecuencias directas de la eficiente labor desarrollada por el Comité Regional de Campesino, que destruyó todos los intentos para hacer fracasar el histórico evento, que tuvo entre sus protagonistas al legendario líder campesino José Ramírez Cruz.

En la actualidad el Consejo Popular de Soledad de Mayarí Arriba, donde se celebró hace 60 años el Congreso Campesino en Armas, es un lugar donde se multiplica y consolida el bienestar social, económico y político de sus pobladores, quienes gozan de los favores gratuitos de la salud pública, la educación, el deporte y la cultura, entre otros.

El café constituye el primer renglón económico de la localidad, donde además se fomenta la ganadería, con valiosos aportes de leche y carne, los frutales, la producción de carne de cerdo y silvícola, y en menor escala las viandas, hortalizas y vegetales.

Por esta demarcación, donde antes del triunfo revolucionario prevalecía el hambre y la miseria… se afianzan los consultorios del médico y la enfermera de la familia, bodegas mixtas, escuelas primarias, centros mixtos, salas de video, Cooperativas de Producción Agropecuarias (CPA), carreteras, servicios de comunicación y electricidad, que se adicionan a un programa de construcción de viviendas con la finalidad de elevar el nivel y calidad de vida de los pobladores de la región.

El Congreso Campesino en Armas, trascendió y aumentó la cooperación de los campesinos con el Ejército Rebelde, fortaleció la unidad entre los pobladores de los territorios libres, alentó a los movimientos juvenil y femenino, y valoró un plan de reivindicaciones básicas para la realización de una Reforma Agraria.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar