La radio no me dejará de sorprender nunca

Shiromy (Sicujara Aguilera) es una joven boliviana que el pasado año, mientras terminaba su bachillerato,  descubrió  la Radio. Con solo 17 años, se adentró en el maravilloso mundo de la palabra y el sonido y quedó a cautivada para siempre.

En su natal Riberalta, ciudad del Departamento del Beni, ha podido  hacer periodismo  y conducir programas. A propósito  del Día Mundial de la Radio, la contactamos  vía internet para intercambiar con ella.

  • ¿Cómo descubres la radio?

“La radio la descubrí  al azar, creo que llegó de repente, se me presentó la oportunidad y la abracé.  No es nada fácil, pero en  verdad, me esfuerzo mucho cada día. Al hacer locución libero mis tensiones y manifiesto sentimientos, emociones, estados de ánimos, creo que es un mundo curioso y mágico que cada día se revela distinto ante mí.

“Si te soy sincera la radio me hace sentir libre, libre de todo, hasta de los problemas que cada día me rodean en mi entorno. En ella he descubierto que puedo hacer cosas que antes  no lo creía”.

  • En tu experiencia  como radialista has podido dialogar con  las personas en su medio natural, es decir  salir de la cabina e ir hasta ellos.  Cuéntanos.

“A mí la radio no me dejará de sorprender nunca.  Fuera de cabina he podido realizar trabajos y descubrir realidades  que me han impresionado mucho. He descubierto  la alegría y las vicisitudes, no las que me imaginaba, sino las  que están ahí cerca  de uno  y no las apreciamos muchas veces  en todas sus dimensiones.

“Tengo en mi recuerdo  la oportunidad de haber estado con las lavanderas  en los ríos y allí ver el amor con que realizan esta labor  convertida en tradición en nuestra Bolivia querida, pero a la vez  he podido palpar  sus necesidades y preocupaciones.  Me impresionó mucho haber estado en el materno y   entrevistar a adolescentes, casi de mi edad, con hijos pequeños, abandonadas en la mayoría de los casos, por sus esposos o por su familia.

“Tocó de manera muy especial mi corazón la situación de personas   que en el Vertedero de Riberalta recolectan  materiales reciclables, ellos están  expuestos cada instante a enfermedades y otros riesgos. Por suerte ahora existe  un plan de la alcaldía  y la situación va cambiando.

“La radio me ayudó a cambiar mi manera de pensar, de ver las cosas. La radio me ayuda cada día a pensar, a analizar y reflexionar, primero  conmigo, después con mis oyentes”.

  • Este año  la Unesco dedica este Día Mundial de la Radio al “Diálogo, la paz y la tolerancia”.  ¿Consideras  que nuestro medio puede ayudar a tener una mejor sociedad, a entendernos mejor?

“Sí, creo que la radio tiene la obligación de mediar  entre la gran radio-audiencia que es el pueblo y las autoridades. Debemos estar presentes en cada proceso social, cultural, económico, político.

“A través de nuestro medio se puede lograr un diálogo constante donde  la retroalimentación esté presente. A la población hay que contribuir a educarla en normas sociales, legales, en temas de cuidado del medio ambiente, como esta Amazonía que tenemos delante y que es sagrada, entre muchos temas. A las autoridades  y a la población hay que llamarlas a la reflexión ante situaciones que la radio puede avizorar, identificar, enaltecer, estimular, condenar o criticar.

“Considero que este Día Mundial de la Radio es un momento para replantearnos  nuestro trabajo, valorarlo.  Creo que la radio  es un puente  ideal para tener una sociedad mejor y como tú dices, entendernos mejor.  Yo creo que estando en la radio puedo ayudar mucho a las personas, a mi Riberalta, al Beni y a mi Bolivia amada”.

  • ¿Cuánto te ha cambiado a ti la vida?

“Mi vida en la radio es muy corta, apenas un año, llegue a ella con 17 años  y  lo puedes tener por seguro, me cambió mi vida totalmente.  Al punto que quería  estudiar medicina y ahora descubrí que la comunicación es mi vocación, mi  futuro.  Yo me siento otra. Hoy analizo y reflexiono totalmente distinto  ante la vida y eso se lo debo a la radio, a mis compañeros  de equipo que cada día  crecemos en la Red Amazónica de Comunicación”

  • Algo que  quieras agregar.

“Sí como no, felicitar a todos los radialistas del mundo por nuestro día, pero en especial  a los colegas de Radio Guamá en Pinar del Río, Cuba por su esfuerzo diario por entretener, educar e informar  a su gran radio audiencia, por lo mucho que nos han aportado. Pero  sobre todo felicito a mis colegas de la Red Amazónica de Comunicación,  esos que cada día  en equipo hacemos una radio  para lograr el diálogo, la tolerancia y la paz a la que la UNESCO hoy nos llama”.

Hoy todos celebraremos  este día y mañana todo volverá a la normalidad.  Shiromy seguirá levantándose bien temprano, preparando a sus hermanos y a su sobrino Lucas  para asistir  a la escuela, luego le esperará la radio, el lugar donde irá a buscar puntos comunes entre las agendas públicas, editoriales y los problemas del pueblo. Allí estará cada día con la firme convicción de  informar con la verdad.

(Tomado del Blog Vega Cuba)

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar