De Fidel a Greta Thunberg: el cambio climático demanda de la acción conjunta

Inició sin preámbulos, su discurso sería breve y como buen guerrillero dispararía directo al blanco. Una vez más el líder histórico de la Revolución Cubana viajaba al futuro y regresaba para ilustrar, el 12 de junio de 1992, el porvenir de la humanidad.

"Mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo", sentenció en una frase lapidaria que por la lenta respuesta de la humanidad bien podría ser la exhortación de la recién finalizada Cumbre de Acción Climática en la ciudad de New York.

Fidel alertaba de un peligro inminente, describía una realidad que escapaba a miradas simples o cálculos financieros; una realidad que no convenía ser descubierta y que pasaba desapercibida para millones de hombres y mujeres, pero que sin dudas- ya en los inicios de la última década del pasado siglo- causaba pobreza y destrucción.

Aumento de las temperaturas, del nivel del mar,  de los eventos meteorológicos, extinción de especies, pérdida de millones de hectáreas de bosques y degradación de los ecosistemas; son algunos de los  daños ocasionados al medioambiente por el irracional sistema de producción y consumo en el mundo capitalista de hoy.

En todo esto pensé al leer los reportes de prensa con las palabras de la niña sueca Greta Thunberg quien en la reunión global denunció la inacción de los gobernantes a  nivel mundial y expresó: "Por más de 30 años, la ciencia ha sido clarísima. ¿Cómo se atreven a seguir mirando hacia otro lado y venir aquí diciendo que están haciendo lo suficiente, cuando la política y las soluciones necesarias aún no están a la vista?"

Definitivamente quedan más preguntas que respuestas, más insatisfacciones que acuerdos cumplidos; la deuda ecológica amplía su brecha. En consecuencia, el Secretario General de la ONU, António Guterres demandó para este encuentro global planes concretos y realistas para mejorar las contribuciones de cada país para el 2020, siguiendo la directriz de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 45 % en los próximos diez años y a cero para 2050.

La Cumbre del Clima fue otro punto de partida en una carrera  donde las responsabilidades son comunes pero diferenciadas y la meta resulta un sueño aún lejos de alcanzar y solo posible con mayor actitud y acción política concertada.

Las palabras iniciales de aquel memorable discurso de Fidel son hoy más ciertas y actuales que nunca: "Una importante especie biológica está en riesgo de desaparecer por la rápida y progresiva liquidación de sus condiciones naturales de vida: el hombre".

Cerca de tres décadas después, el discurso de Greta Thunberg demuestra que "mañana será demasiado tarde para hacer lo que debimos haber hecho hace mucho tiempo".

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar