1959: la integración de los pueblos cubano y venezolano (+Fotos)

El líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro (1926-2016), viajó a Venezuela el 23 de enero de 1959. "Llegó a la 1 y 25 de la tarde por el aeropuerto de Maiquetía, acompañado de Celia Sánchez, Pedro Miró, Paco Cabrera y otros miembros de la delegació"', rememoró el entonces joven de 18 años Joffre Isturiz.

Por aquellos días, Caracas había reconocido al gobierno de la nación antillana. Incluso, en la fase final de la dictadura de Fulgencio Batista, los venezolanos contribuyeron a la lucha contra la tiranía mediante la campaña 'Un bolívar para la Sierra Maestra' y la retransmisión de los sucesos difundidos por emisoras clandestinas como Radio Rebelde.

De ahí que Fidel manifestara su disposición de visitar ese país y calificara de extraordinaria la deuda con su pueblo.

Luego, cumplió con una invitación oficial para participar en los festejos por el primer aniversario del derrocamiento del dictador Marcos Pérez Jiménez.

"Recuerdo que, en aquella oportunidad, se concentraron más de 100 mil personas en la Plaza El Silencio, que era bastante para la época. Uno de los oradores aseguró que Venezuela, madre de libertadores, debía premiar como a un hijo a quien había liberado de la opresión y el terror a una nación hermana", expresó Isturiz en exclusiva a Prensa Latina.

Cuatro horas conversó el dirigente cubano con el pueblo reunido en la caraqueña plaza. Los testigos afirmaron que constituyó una clase magistral de historia acerca de cómo los humildes conquistaron el poder en el archipiélago caribeño y aseguraron que fueron muchas las ovaciones a sus palabras.

"Fue el protagonista aquella tarde. Desbordó todas las expectativas y la alegría era extraordinaria. Su intelecto, posición filosófica y política, carisma y presencia magnética lo hicieron merecedor de nuestros corazones. Le manifestamos de diversas maneras que defendíamos las mismas causas. Yo estuve allí", señaló.

Resonaron los aplausos, evocó Isturiz, cuando Fidel Castro habló de integración, idea que, un siglo atrás, defendieran Simón Bolívar y José Martí.

"Estos pueblos de América saben que su fuerza interna está en la unión y que su fuerza continental está también en la unión", enunció el líder cubano a la multitud.

Cuando se reúne con los estudiantes de la Universidad Central de Venezuela aseveró con total certidumbre: "me despido de ustedes con un pensamiento, con un deseo que quiero que todos lo hagan suyo, y es que un día no muy lejano podamos reunirnos en otras universidades del continente (?) no tenemos como ustedes una ciudad universitaria, pero la vamos a hacer y vamos a conceder becas, pero becas numerosas".

El 1 de marzo de 1999 se inauguró la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), que acoge a estudiantes de 122 países latinoamericanos, caribeños, de Estados Unidos, África, Asia y Oceanía.

La casa de altos estudios que décadas atrás prometió Fidel Castro, facilita numerosas becas a los estudiantes de la región y ha graduado hasta el presente más de 29 mil 600 galenos.

El 30 de octubre de 2000 nació el Convenio Integral de Cooperación Cuba-Venezuela y progresivamente aumentaron los nexos entre ambos pueblos con la amistad entre el dirigente caribeño y el ex presidente Hugo Chávez, líder histórico de la Revolución Bolivariana. (Autor: Danay Galletti Hernández / Prensa Latina)

Comparte este contenido en tus redes sociales
Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar