Día Cero. Para satisfacer a todos

Como parte del profundo proceso de reordenamiento económico en marcha en el país, se prevé que el salario mínimo sea suficiente para satisfacer las necesidades básicas de los trabajadores y su familia.

Y es que ese colosal esfuerzo colectivo implica no solo la unificación monetaria y cambiaria, sino también una reforma general de salarios y la eliminación de subsidios y gratuidades indebidas.

En particular el tema salarial ha tenido un amplio estudio para llegar a definir cuál debería ser esa retribución mínima, que ha tomado como referencia a los principales gastos de la población en cuanto a bienes y servicios fundamentales.

Hablamos de un concepto que tiene que ver con la canasta de bienes y servicios de referencia, afirma el director general de Ventas de mercancías del Ministerio de Comercio Interior, Francisco Silva.

Los economistas utilizan una canasta de bienes y servicios de referencia para calcular el salario mínimo, un concepto que de alguna manera ayuda a diseñar políticas macroeconómicas. A partir de la suma del precio de artículos y servicios se fija un índice que asegura que un trabajador que reciba esa remuneración puede adquirir lo básico, en una cuantía igual o superior a esa canasta.

Ese no es un concepto exclusivo de Cuba, afirma el economista Francisco Silva, quien esboza que en algunos países se le denomina canasta familiar o básica.

En muchas naciones la composición de ese grupo cambia de acuerdo con la evaluación de cuáles son las prioridades, e incluso contiene los gastos en educación y salud, dos rubros que en nuestro país son gratuitos. También se emplea para determinar el Índice de Precios al Consumidor.



La canasta de bienes y servicios de referencia sobre la que se erigirá el salario mínimo en Cuba, considera un grupo de productos alimenticios y no alimenticios, normados o de venta liberada.

Con los alimentos consumidos dentro y fuera del hogar se garantiza una ingesta diaria de 2 100 kilocalorías como recomienda Naciones Unidas.
También incluye productos de aseo e higiene, vestuario, calzado, mantenimiento ligero de la vivienda y tarifas de electricidad, agua y teléfono.

Evaluado integralmente de esa forma es primera vez que se hace este trabajo, asegura el director general de Ventas de Mercancías del Ministerio de Comercio Interior, Francisco Silva.

En esa afirmación está la certeza de que la canasta de referencia tiene en cuenta los precios futuros que serán cubiertos con el salario para satisfacer a todos.

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar