Portal de la Radio Cubana en Internet

Le recomendamos

Cómo quisiera recordar si alguna vez la vi por estas calles; entonces era ella una joven de apenas 27 años que pudo atraer las miradas de muchachos de la época. Ella, por [ ... ]

Leer más...

Puerto Rico: El infierno que visitó y no vio Trump

Luego de viajar en su  Air Force One desde Washington hasta San Juan, Puerto Rico, el presidente Donald Trump hizo una suerte de "visita de médico" a esa isla caribeña.

Pero antes, con grotescos pronunciamientos, dejó una estela de indignación, sobre todo, entre los damnificados por el atroz huracán María.

Sin hablar en cuanto a una posible ayuda para reconstruir el territorio destrozado, hizo duras críticas a la enorme deuda que allí encaran, 73 000 millones de dólares y declarados en quiebra. Pero uno de los asuntos que más sintetizan la tragedia de su irónicamente llamado "Estado Libre Asociado", es el virtual colapso de su asistencia médica.

Al "The New York Times" correspondió publicar el artículo más completo sobre el tema. Lo escribieron a fines de septiembre tres de sus periodistas, Luis Ferré Sadurni, Feances Robles y Lissette Alvarez.

Su título: "Es como en la guerra, Puerto Rico ante una posible crisis de salud". Citan el caso de una señora de 86 años, cuyos apellidos son Martínez Espada y sufrió fractura de cadera.

Casi una semana después de su ingreso al Hospital Maestro no han podido operarla por falta de material médico. "El dolor es horrible", dijo Martínez Espada desde su cama del tercer piso donde, a las tres de la tarde, hace un calor insoportable", según declaró la doctora Verónica Rodríguez.

Los periodistas del "Times" comentan: "Para los enfermos y ancianos el calor es mortal, y sin  electricidad suficiente los rayos X, las máquinas de tomografía  computarizada y las de cateterismo cardiaco no funcionan".

"Sobre las intervenciones quirúrgicas agregan, solo uno de cinco quirófanos está en funcionamiento. Pero, además, con la escasez de agua potable hay otro peligro inminente: una posible crisis de salud pública debida a las condiciones insalubres".

Mientras, afirmó el rotativo, en Washington los funcionarios hicieron un barullo para mostrar su compromiso con las islas golpeadas por los huracanes.

Sin embargo, algo queda cada vez más claro, a Estados Unidos se le agota su discurso tradicional y junto a este su credibilidad.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar