Ultras de Miami y Madrid ladran contra Cuba

Sombras financiadas desde Washington reclamaron una vez más que la Unión Europea tome en serio sus diatribas contra Cuba. El pequeño grupo se agazapa en Madrid y dice hablar -una vez más- en nombre de los derechos humanos.

Ahora solicitaron a la Unión Europea suspender el acuerdo llevado a cabo con La Habana. ¿Pretexto? Lo que denominan aumento de la violación de esos derechos en suelo cubano. En su carta reclaman, entre otras cosas, lo siguiente:

"La reunión del próximo nueve de septiembre en La Habana, a la que asistirá la alta representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la UE, Federica Mogherini, debería poner punto final a ese acuerdo".

Sin embargo, se ha confirmado que ese día tendrá lugar en la capital cubana el segundo Consejo Conjunto Cuba-Unión Europea. Así lo declaró el ministro cubano de Relaciones Exteriores, Bruno Rodríguez Parrilla, cuando afirmó que esta nación caribeña tiene relaciones plenas con la Unión Europea sobre bases de respeto mutuo.

Y ese contacto, añadió, servirá para conversar sobre la cooperación y futuro diálogo en cuanto a política sectorial.

Se debatirá también sobre comercio e inversiones, incluida la Ley Helms-Burton, que recrudece el bloqueo impuesto hace sesenta años por Estados Unidos.

La reunión estará presidida por el canciller cubano y la Alta Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Federica Mogherini. Previamente, ha sesionado en La Habana la primera reunión del Comité Conjunto que asiste al Consejo cumpliendo sus funciones.

Lo dicho tiene un significado muy especial, pues acontece, a pesar de las públicas amenazas de todo tipo que lanza la administración Trump contra Cuba.

Así como de su permanente complot para aislarla internacionalmente. No es posible olvidar, ni por un minuto, que ocurre mientras la historia es testigo de un gradual e interesante cambio en el tablero mundial.

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar