O es que resulta tan difícil tener dignidad

El principal —o mejor dicho el peor ejemplo— de esa política anclada en los años de la Guerra Fría es la propia coincidencia de que, mientras en la ONU el mundo decía NO a Estados Unidos en sus sanciones contra la Isla de la dignidad, en Miami —dónde si no— se proponía pronunciar un discurso anticubano el ultraconservador John Bolton, el mismo que hasta acusó a Cuba de poseer armas biológicas y que ahora el presidente Donald Trump ha nombrado como su asesor de seguridad nacional.

Leer más...