Programa Mundial de Alimentos brindará ayuda humanitaria en Cuba

El Programa Mundial de Alimentos (PMA) en coordinación con el Gobierno de Cuba ofrecerá ayuda a los damnificados por el huracán Matthew en la zona oriental del país, notificó hoy el organismo internacional en La Habana, reportó la agencia Prensa Latina.

Un comunicado del PMA señala que la entidad, de mutuo acuerdo con las autoridades cubanas, iniciará la entrega de alimentos para cubrir las necesidades de 180 mil personas afectadas por los embates del potente evento meteorológico en la provincia de Guantánamo.

"Trabajamos en estrecha colaboración con las autoridades para brindar apoyo a las poblaciones cubanas afectadas por este desastre durante seis meses", afirmó Laura Melo, representante de la agencia especializada de las Naciones Unidas en la mayor de las Antillas.

Para la fase inicial, agregó Melo en la nota, se utilizarán las reservas de alimentos que el PMA-Cuba dispone para apoyar la respuesta gubernamental en situaciones de desastres, la cual permitirá asistir a la población más perjudicada en zonas como Baracoa, Maisí, Imías y San Antonio del Sur.

Asimismo, la ayuda se extenderá posteriormente a grupos vulnerables -niños entre seis meses y tres años de nacidos, embarazadas y adultos mayores de 65 años- en los municipios de Caimanera, Manuel Tames, Yateras y Moa, este último en la provincia de Holguín.

Como parte de la operación humanitaria se prevé además entregar un cereal fortificado compuesto de maíz y soya a las mujeres embarazadas, y micronutrientes en polvo a los menores entre 12 y 23 meses de edad para incrementar el valor nutricional de su dieta diaria.

Se incluye también, el fortalecimiento de las capacidades logísticas de los territorios afectados, con la entrega de almacenes temporales, camiones e implementos para la cocción de alimentos.

El huracán Matthew, calificado como el más potente que azotó al oriente del país en los últimos nueve años, ocasionó daños principalmente en el sector habitacional, la infraestructura, agricultura y las reservas de alimentos.

Por tal motivo, el Programa Mundial de Alimentos, que inició sus vínculos con Cuba en 1963 al asistir a los perjudicados entonces por el huracán Flora, trabajará de conjunto con el gobierno de la isla para mejorar la nutrición de los afectados, según la comunicación de la agencia de la ONU.

Pin It

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar