Rememoran sucesos del 30 de noviembre en Santiago de Cuba (+Audio)

La épica hazaña del amanecer del 30 de noviembre de 1956, cuando la ciudad de Santiago de Cuba se alzó en armas para apoyar el desembarco del yate Granma, fue conmemorada en el escenario principal de los hechos, la sede de la antigua Policía Nacional, hoy museo de la lucha clandestina, en la Loma del Intendente.

A 60 años de la gesta fueron evocados con hondo sentimiento Fidel Castro Ruz, quien concibió el plan general, y Frank País García, líder de la acción armada.

En voz de un participante en el episodio libertario de hace seis décadas atrás, y de una joven estudiante, se escucharon palabras marcadas por el dolor ante la partida física del Comandante en Jefe, en las cuales no faltaron el compromiso de seguir sus ideas y hacer cumplir el concepto de Revolución, refrendado con su firma por millones de cubanos en solemne juramento.

Del mismo modo se evocó el legado de Otto Parellada, Tony Alomá y Pepito Tey, caídos durante el combate, a cuya memoria fueron colocadas ofrendas florales a nombre del compañero Raúl Castro Ruz, el pueblo de Cuba, sus familiares y el Consejo de Estado y de Ministros.

Un multitud de santiagueras y santiagueros, ataviados con prendas rojinegras y portando un brazalete con los mismos colores, asistieron a la conmemoración, encabezados por Lázaro Fernando Expósito Canto y Beatriz Jhomson Urrutia, máximas autoridades del Partido Comunista de Cuba (PCC) y del Gobierno en la provincia, además de una representación de combatientes del 30 de Noviembre.

En homenaje a la participación en los sucesos y al consecuente acompañamiento a la Revolución, mujeres y hombres involucrados en la lucha clandestina y el propio alzamiento de la ciudad recibieron el reconocimiento "Con el esfuerzo de todos", instituido en la provincia de Santiago de Cuba.

Del mismo modo fue presentado el libro El cañón: una historia entre montañas, del combatiente Francis Velázquez Fuentes, texto que narra detalles vinculados con el proceso de preparación del alzamiento armado de la ciudad santiaguera, ocasión en la que por primera vez en Cuba se vistió el uniforme verde olivo y se portó el brazalete rojinegro con las siglas del M-26-7.

En este día se recuerdan también los 40 años de la fundación del Museo de la Lucha Clandestina ubicado en lo que otrora fue la sede de la Policía Nacional, en La Loma del Intendente, institución de la cual forma parte la casa donde viviera Fidel Castro Ruz, en la zona del Tivolí, en Santiago de Cuba, cuando siendo un niño de seis años llegó a esta ciudad, en el año 1933.

El periodista Carlos Sanabia Marrero, de Radio Rebelde, ofrece otros detalles de este acontecer:

 

Pin It

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar