Destaca Cuba entre países con más baja tasa mortalidad infantil

Cuba figura entre los primeros 19 países del mundo con más baja tasa de mortalidad infantil, que en 2017 fue de 4,0 por cada mil nacidos vivos, indicador que hace 10 años se mantiene por debajo de cinco, anunciaron este miércoles en la apertura del XXVIII Congreso cubano de Pediatría.

El doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del departamento de Atención Materno Infantil y del Adolescente del Ministerio de Salud Pública (Minsap) destacó que ello ha sido posible gracias al esfuerzo, sacrificio, entrega y compromiso de los miles de profesionales que laboran en esos servicios.

Ante más de 400 delegados cubanos, de Latinoamérica, Europa, y otros países reunidos en el Palacio de Convenciones de La Habana, el médico impartió una conferencia sobre los logros y desafíos de la salud de la infancia en Cuba, donde en relación con 1970, las tasas de mortalidad infantil se redujeron en cinco veces.

Álvarez Fumero detalló que el programa nacional de inmunización cuenta con 11 vacunas contra 13 enfermedades prevenibles, se fomenta la atención a la retinopatía de la prematuridad, se incrementa el pesquisaje de discapacidad y se atienden 22 enfermedades crónicas de la infancia.

El especialista remarcó que pese a las limitaciones del cruel bloqueo económico, comercial y financiero impuesto a Cuba por Estados Unidos hace más de 55 años se alcanzaron esos resultados.

Apuntó como retos del Minsap, la consolidación de las acciones de prevención de la transmisión materno-infantil del virus de inmunodeficiencia humana, para mantener la validación internacional; así como reducir la prevalencia de la anemia, la obesidad y la fecundidad en la adolescencia.

La doctora Carmen Rosa Martínez Fernández, directora de Atención Médica del Minsap, reconoció el quehacer de los pediatras y otros profesionales del sector que han hecho posible los resultados que hoy exhibe Cuba.

Explicó que en 2017 se redujo la mortalidad neonatal (menores de 28 días de vida) de 2,4 a 2,1 por cada mil nacidos vivos, también las causas de muertes por afecciones perinatales de 1,5 a 1,3 y dentro de estas las relacionadas con la prematuridad como la hemorragia intraventricular y la pulmonar, entre otras.

La tasa de mortalidad infantil por malformaciones congénitas se mantuvo en 0,8 por mil nacidos vivos, y recordó que el año precedente por cada defunción sobrevivieron 231,6 menores de un año y sobreviven 180,8 niños a los cinco años.


Leer más

- La salud del niño, una prioridad en Cuba
- Cuba mostrará resultados en la atención infantil

 

You have no rights to post comments