Distingue Rusia a personalidades cubanas de la cultura y a la prensa

Un grupo de personalidades de la cultura cubana y de medios periodísticos recibieron este miércoles la Distinción al Mérito Cultural conferida por la embajada de Rusia en Cuba y la Academia Nacional de Canto Mariana de Gonitch.

Luego de rendirle homenaje a la insigne pedagoga rusa que decidió establecerse aquí durante décadas hasta su fallecimiento hace 25 años, el embajador de Rusia en este país caribeño, Mikhail Kamynin, entregó los diplomas de reconocimiento en la sede del Instituto Cubano de Amistad con los Pueblos (ICAP).

Entre los laureados sobresalen el Héroe de la República de Cuba y presidente del ICAP, Fernando González; los Premios Nacionales de Danza, Zenaida Armenteros; de Música, Frank Fernández; de Literatura, Reynaldo González; de la Enseñanza Artística, Corina Mestre; y de la Televisión, Roberto Ferguson.

La profesora titular de la Universidad de La Habana María Dolores Ortíz; el creador de la Escuela Cubana de Wushu y Qigong, Roberto Vargas Lee; así como las cantantes Martha Cardona, Katia Selva, Lolita López, Lucía Artieri, Raquel Hernández y Yaíma Saenz, estuvieron entre las personalidades galardonadas.

Se le otorgó también la distinción a la primera bailarina del Ballet Nacional de Cuba Viengsay Valdés, y a la directora artística y prestigiosa maître de ballet Laura Alonso.

Además fueron agasajados periodistas y directivos de la Agencia Cubana de Noticias, Prensa Latina, los semanarios Trabajadores y Tribuna de La Habana, la emisora Radio Reloj, el Sistema Informativo de la Televisión Cubana y el Canal Habana.

Del mundo de la televisión específicamente se galardonó la labor de la periodista Daisy Gómez, y del realizador y director de programas televisivos José Ramón Artigas.

Cuando Gonitch, la llamada “diva de San Petersburgo”, llegó a esta capital, en 1940, ya había saboreado el éxito de público y crítica en los teatros de la Opera de París y los Campos Elíseos, de Francia; la Opera de Ginebra, Suiza; y la Opera Alemana.

Su currículo incluía actuaciones incluso bajo las órdenes de Dimitry Mitropoulos, director musical de María Callas.

El espectro de la intérprete abarcó más de un centenar de óperas, entre ellas, Aída, Tosca, Fausto, Guillermo Tell, Tristan e Isolda, Cavallería Rusticana, El príncipe Igor y Eugenio Oneguin, entre otras.

La Gonitch fundó en Cuba la primera academia de canto y sus enseñanzas dieron lugar a la más grande generación de artistas líricos de la isla, entre ellos, Alina Sánchez, Martha Cardona, Martha Strada, Maureen Iznaga, Leticia Herrera, Alden Knight, Luis Téllez y Bernardo Lighilin, por solo mencionar algunos.

El director de la academia que lleva el nombre de la maestra rusa, Hugo Oslé, discípulo directo de la artista, igualmente recibió un reconocimiento por su trabajo abnegado al frente de una institución que al decir del embajador ruso ayuda a promover y conservar la memoria de Gonitch.

Para concluir la ceremonia, los integrantes de la citada academia cantaron varios temas populares rusos en ese idioma y, de Cuba, en español, interpretaron La victoria, de Sara González.

Fuente. Prensa Latina

You have no rights to post comments