Población cubana se beneficia con proyecto del PMA

El Programa de País (2015-2018), del Programa Mundial de Alimentos en Cuba, beneficia a más de 900 mil personas en 43 municipios localizados en Pinar del Río, Las Tunas, Holguín, Guantánamo, Santiago de Cuba y Granma.

El objetivo de la iniciativa, que para su ejecución comprende un presupuesto total de 18 millones de dólares, es fortalecer lazos con las redes de protección social basadas en alimentos a nivel local y nacional, a partir de tres líneas estratégicas.

Estas son: Apoyo a la seguridad alimentaria y nutricional de los más vulnerables a través de tales redes; el Fortalecimiento de la cadena de valor agrícola de alimentos, con énfasis en la del frijol; y la Consolidación de las capacidades de las comunidades en el manejo de riesgo de desastres.

Esas líneas estratégicas se avienen con el proceso de actualización del modelo económico cubano, en particular en lo concerniente a la seguridad alimentaria y nutricional y la reducción de las importaciones de alimentos.

También están en consonancia con los retos de la campaña "Hambre cero", del Secretario General de la ONU y con los Objetivos del Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas.

La colaboración del Programa Mundial de Alimentos en Cuba comenzó en 1963 con la asistencia ofrecida a las personas afectadas por el huracán Flora.

Hasta el momento han sido ejecutadas 20 operaciones de Emergencia y ocho proyectos de desarrollo, las cuales conjuntamente representan un monto superior a los 297 millones de dólares.

El PMA, que es una dependencia de la Organización de las Naciones Unidas, es la mayor agencia humanitaria que lucha contra el hambre en el mundo, proporcionando asistencia alimentaria en emergencias y trabajando con las comunidades para mejorar la nutrición y aumentar la resiliencia.

Entre sus acciones más recientes en Cuba, figuran el apoyo al enfrentamiento a la sequía y a las operaciones de recuperación ante las afectaciones provocadas por el huracán Irma a su paso por gran parte de la isla.

Fuente: Prensa Lataina / Editor: Conrado Vives Anias

You have no rights to post comments